La fecha conmemora la creación del Consejo Nacional de Educación Técnica (CONET), actualmente denominado Instituto Nacional de Educación Tecnológica (INET). En la provincia de San Luis, funcionan más de 40 establecimientos técnicos en sus diferentes modalidades.

En la provincia de San Luis funcionan más de 40 establecimientos técnicos en sus diferentes modalidades.

En la provincia de San Luis funcionan más de 40 establecimientos técnicos en sus diferentes modalidades.

Este jueves 15 de noviembre se celebra el Día de la Educación Técnica, conmemorando la creación, en 1959, del Consejo Nacional de Educación Técnica (CONET), que en la actualidad lleva el nombre de Instituto Nacional de Educación Tecnológica (INET).

La educación técnica abarca, articula e integra los diversos tipos de instituciones y programas de educación para el trabajo, los cuales especializan y organizan sus propuestas formativas según capacidades, conocimientos científico-tecnológicos y saberes profesionales.

En San Luis hay 34 escuelas técnicas con 16 especialidades (Aeronáutica, Automotores, Administración y Gestión, Comunicación Multimedial, Electrónica, Electromecánica, Energía Renovable, Informática, Industria de Procesos, Maestro Mayor de Obras, Mecanización Agropecuaria, Producción Agropecuaria, Química, Servicios Turísticos, Sanidad Ambiental, Tecnología de los Alimentos).

Además, funcionan una Escuela Técnica Generativa de Producción Agropecuaria, cinco Centros de Formación Profesional, tres Aulas Talleres Móviles (que realizan recorridos en aquellas localidades donde no existe oferta educativa técnica profesional), una Tecnicatura Superior en Tecnologías Industriales y, recientemente ingresada, una propuesta de enseñanza de Formación Profesional de Agente de Policía.

La educación técnica, en sus distintos niveles y ofertas, tiene como objetivo primordial, propiciar aprendizajes mediante la enseñanza práctica de las capacidades profesionales que permitan a los estudiantes continuar sus estudios superiores técnicos o independizarse laboral y económicamente.

A través de las prácticas profesionalizantes se mantienen en actualización los conocimientos de los estudiantes de acuerdo al desarrollo y avances tecnológicos e informáticos de los sectores socio-productivos. En una época de grandes y vertiginosos avances científico tecnológicos es de suma importancia desarrollar y fomentar en los jóvenes las capacidades y aptitudes necesarias para ser profesionales prácticos, actualizados e innovadores.

 

Nota: Prensa Ministerio de Educación.

Foto: Gentileza.