San Luis reunió a toda América en un evento que, según las propias voces de sus protagonistas, demostró una vez más que es inclusivo, social e integrador.

El ajedrez volvió a demostrar que es un deporte social e inclusivo donde todos ganan. San Luis fue sede del 7° Panamericano de Ajedrez para Ciegos y Disminuidos Visuales.

El ajedrez volvió a demostrar que es un deporte social e inclusivo donde todos ganan. San Luis fue sede del 7° Panamericano de Ajedrez para Ciegos y Disminuidos Visuales.

Tras la premiación realizada en el Salón Blanco, los principales actores del 7° Panamericano de Ajedrez para Ciegos y Disminuidos Visuales compartieron con ANSL sus impresiones acerca de lo que significó el certamen para ellos.

“El logro realmente es del gobernador Alberto Rodríguez Saá de hacer estos eventos inclusivos. El ajedrez está en San Luis desde el año 2005 de su mano con el Mundial, y hemos continuado con un montón de políticas dentro del mismo ajedrez tanto escolar como la Escuela de Talentos de la ULP. Y en este aspecto, con el ajedrez social, éste fue el segundo Panamericano que se realizó en el continente gracias a San Luis, que fue el propulsor de esto”, reflexionó Claudia Amura, jefa del Programa Ajedrez de la ULP tras la premiación.

Por su parte Daniel Morelli, responsable de la organización como presidente de las entidades que fiscalizaron el certamen -ACUA e IBCA- señaló: “Como dirigente me tocó hacer este torneo. La provincia permite realizar esta clase de eventos inclusivos, no pasa en otros lados porque San Luis siempre tiene las puertas abiertas a lo social”.

La voz de los protagonistas también se hizo escuchar: para la colombiana Leidy Bautista Chiquillo, quien fue la mejor dama en categoría disminuidos visuales, “ésta fue una oportunidad para demostrar que las mujeres podemos destacarnos en este deporte”, mientras el chileno Tomás Figueroa Morales, tercero en la general, dejó un claro mensaje: “Que la gente comprenda que es sólo un pequeño problema de capacidad, no de eficiencia”.

Fernando Daza quedó primero en su categoría, ciego total, y segundo en la general tras el doble desempate por el primer puesto. El colombiano instó a todos a motivarse con la práctica de algún deporte “y si es el ajedrez, mejor”. Finalmente, el brasileño Vinicius De Andrade Ricieri, flamante campeón, expresó: “Regreso satisfecho a mi país con mi actuación, fue un torneo excelente, nos han recibido y tratado muy bien”.

 

Nota: Adolfo González.

Fotos: Luciano Grangetto.

Video y edición: Martín Micali.