Las familias cantaron y bailaron al compás de la música cuyana en el segundo festival que realizó el centro cultural junto a artistas nacionales, provinciales y locales, entre otras sorpresas, y que hicieron del sábado una velada inolvidable gracias al apoyo del gobernador Alberto Rodríguez Saá y la Secretaría General de la Gobernación.

El Molino Fénix vibró este 3 de noviembre en el segundo festival del “Grito Cuyano”. La imponente explanada del Complejo se vio revestida por los miles de personas de la ciudad y de diversas localidades de la provincia, que no quisieron perderse la gran fiesta de Cuyo.

Con sus reposeras, equipos de mate y la alegría propia de una celebración de estas características, el “Grito Cuyano” será una noche imposible de olvidar.

Poco después de las 21:30 dio comienzo el festival con la academia de ballet “La Patria” quienes estuvieron a cargo de la apertura y seguidamente, la indiscutible voz de Hugo Dutto oficialmente dejó inaugurado el festival para dar lugar a la banda “Cinco al trío”, quienes fueron los encargados de calentar los micrófonos al comienzo de la ceremonia.

A continuación, Carlos García no dejó que el público dejara de revolear sus pañuelos y lo mantuvo expectante. Le siguieron Los Indios Tacunau, quienes con su legendaria magia, interpretaron sus tradicionales canciones despertando emoción y respeto por parte del público, el cual ovacionó de pie la actuación de la reconocida banda, y quienes se mostraron muy agradecidos por el cariño y el fiel seguimiento de los mercedinos a lo largo de toda su talentosa carrera.

Con profesionalismo y elegancia, la danza revivió luego en el escenario de la mano de la Academia “Ifal”, para dar lugar a la performance de Las Voces del Chorrillero, quienes también honraron a Cuyo en cada una de sus composiciones, al igual que Isabel Robledo, que deslumbró en el Centro Cultural.

La alegría del ser cuyano se respiraba por todos lados y la emoción no tardó en llegar. Es así que se procedió a la distinción del “compadre más compadre” y de la “comadre más comadre”. Ana Herrera y Raúl “Sapito” Mendoza fueron los grandes galardonados por la comisión conformada por: Hugo Dutto, Ana María Palacios, Enzo Visetti, María José Visetti, Martín Orellano, Alberto Leyes, Jonathan Pizarro y Jorge Poblet.

Las autoridades presentes fueron las encargadas de entregar las distinciones: los senadores provinciales María Angélica Torrontegui, Mabel Leyes y  Pablo Garro, los diputados provinciales Alfredo Domínguez y Rosa Calderón, el concejal Marcos Cuellos, el ministro de Seguridad, Diego González, la secretaria de la Mujer, Adriana Bazzano, el secretario general de ATSA, Aníbal Gómez, el director del Parque La Pedrera, Maximiliano Frontera y la anfitriona Anabella Lucero, directora del Complejo Molino Fénix, quien se mostró muy agradecida con la comunidad por acompañar las iniciativas que desde el Molino Fénix y de Casa de la Música se llevan a cabo, con el apoyo del Gobierno de la Provincia.

“Este gran evento busca fomentar el arte y la cultura, para que de manera libre y gratuita toda la provincia pueda disfrutar en familia y con amigos”, añadió. A la vez que comentó: “Se viene el tercer festival, lo estaremos anunciando pronto”.

Cabe destacar que la Comisión antes mencionada reconoció de modo especial al  gobernador y al secretario general de la Gobernación por “fomentar el arte cuyano y la puntanidad”.

Mariana Baretto procedió la jornada con su inconfundible melodía, siendo los siguientes en subir al escenario los “Quilla Huasi” y Enrique Espinoza, artistas nacionales que sienten y aman a Cuyo,  y lo reflejan en cada una de sus canciones.

Con su inigualable trayectoria, coronaron una noche repleta de sentimiento Los Trovadores de Cuyo, ante un público que permaneció expectante ante la llegada de cada canción.

Además de las manifestaciones artísticas, el “Grito Cuyano” fue el gran concurso de la noche. Niños, jóvenes y adultos se inscribieron para dar su mejor versión sobre el escenario. Los ganadores resultaron dos niños y dos adultos mayores, quienes recibieron sus respectivos premios. Los paseos de comidas y artesanos también fueron un gran atractivo, resultando un evento muy beneficioso incluyendo a los puestos que pudieron vender en grandes medidas debido a la gran cantidad de gente presente.

La noche contó con la presencia del reconocido músico, historiador, cantautor y compositor mercedino Félix Máximo María, disfrutando toda la noche de la variedad de números que ofreció el festival.

“Calle Angosta”, el himno de los mercedinos fue interpretado de modo conjunto por Los Indios Tacunau, Las Voces del Chorrillero, Los Trovadores de Cuyo, Enrique Espinoza, Carlos García y los Quilla Huasi para concluir la gran noche, históricamente compartiendo el escenario tales artistas.

De este modo finalizó la noche que reivindicó el ser cuyano en cada canción, danza, en las comidas y guitarras que quedarán atesoradas en el corazón de Cuyo y en el alma del Molino Fénix.

Nota y fotos: Prensa Molino Fénix.