El ministro de Obras Públicas e Infraestructura, Felipe Tomasevich, firmó este miércoles el contrato de obra que, con una inversión de $15.449.592 y un plazo de 180 días, se destinará a producir especies forestales, frutales, plantines de hortalizas y compost, para fomentar la producción y el empleo local. 

El incesante trabajo de máquinas ya muestra lo que será un vistoso espacio donde este miércoles se empezaron a construir 2 de los 8 viveros que tendrá el peridique del Cruz de Piedra y que aprovechará la fertilidad de la tierra que constantemente saca del fondo del embalse una draga que trabaja desde hace dos meses.

“Con este dragado se saca barro del fondo que se acumula en la costa, con lo cual ya hemos recuperado más de diez hectáreas que serán aprovechables en este parque”, explicó Tomasevich.

El funcionario detalló que estos dos primeros viveros, que contarán con oficinas, invernaderos y zona de producción, también aportarán frutales y plantines hortícolas al Plan Frutihortícola desarrollado por el Ministerio de Medio Ambiente, Campo y Producción, que ya inició la entrega de especies a familias de bajos recursos para que tengan su propia huerta.

“Mientras la obra pública nacional está paralizada, el gobernador, Alberto Rodríguez Saá, da inicio a nuevas obras, algo que lamentablemente no vemos en otras provincias, por ello es momento de estar todos juntos y pensar en San Luis”, agregó Tomasevich.

En una primera etapa, se construirán dos de los ocho viveros proyectados en el plan oficial. Mientras, una máquina especial trabaja sin cesar extrayendo barro del fondo del dique para desembancarlo, con la múltiple finalidad de usarlo como tierra fértil, fabricar ladrillos y elevar las costas más bajas, y con ello aumentar la cota.

“Lo principal de todo este proyecto radica en el desbarre, porque es algo que todos los puntanos esperamos desde la década del ’60, cuando se empezó a hablar de desembancar este dique y ahora se está logrando por primera vez, y queremos aprovechar ese limo que está en el fondo, que posee muchas propiedades, para usarlo más que nada para la producción del vivero”, describió la paisajista puntana, Mariela Di Gennaro, corresponsable del proyecto junto a Jorge Mitchell.

También dijo que el plan contempla la producción de compost para uso propio y venta al público, elaborado con el barro del fondo del dique y las podas chipiadas por la Municipalidad de Juana Koslay, según adelantó en el lugar su intendente, Jorge Videla.

“Estos que se pondrán en funcionamiento estarán destinados a la producción de especies forestales y arbustivas, mientras que en una segunda etapa se construirán seis viveros más, que serán más específicos en la producción de plantines y frutales”, detalló la profesional durante una recorrida junto a ANSL.

“Este es un predio que estuvo abandonado durante muchos años. Cuando entramos acá hubo que hacer un raleo y limpieza, con una selección de las especies que estaban”, recordó la paisajista Di Gennaro, y comentó que, “si bien hay un bosque nativo muy interesante, con una variedad que me sorprendió, hay un sector donde abundan las especies exóticas como las coníferas y olmos, que debieron ralearse y extraer los ejemplares secos”.

Nota, fotos y video: ANSL