Los trabajos los realiza la Dirección Provincial de Vialidad, dependiente del Ministerio de Obras Públicas e Infraestructura.

Las parajes, emplazados entre sierras, presentaban un camino de ingreso de muy difícil tránsito, con fuertes pendientes, barrancas, rocas de gran porte a los costados del camino y, sobre todo, una calzada angosta donde, si se llegaban a encontrar dos vehículos en sentido contrario, no podían transitar a la par.

Hoy, mediante lo realizado por los trabajadores viales provinciales, la situación se revierte día a día. Faltan apenas dos mil metros para que el camino angosto de 14,5 kilómetros de extensión le deje paso a una carretera amplia, con mejores condiciones de seguridad para el tránsito, correcto desplazamiento de habitantes y productores de la zona e integración de los parajes a la vida turística-comercial.

Para hacer el trabajo, Vialidad Provincial destinó una retroexcavadora de gran porte, motoniveladoras, palas cargadoras y varios camiones, los que se encargaron de mover las grandes rocas de los costados del camino, de horadar poco a poco la sierra, de levantar metro a metro los escombros y realizar el nuevo camino de acceso a estas localidades.

El sueño está cerca de concretarse, apenas dos mil metros separan del progreso e integración a los habitantes. La difícil tarea, el gran esfuerzo y el enorme movimiento de suelo realizado, está pronto a concluir en esta etapa.

Nota y fotos: Prensa Ministerio de Obras Públicas e Infraestructura.