El objetivo es poder derivar llamadas recibidas al 911, sobre conflictos familiares y vecinales que no ameritan intervención policial, a los centros de mediación del Poder Judicial.

El Centro de Monitoreo de Cámaras de Seguridad, Seguimiento Vehicular y Emergencias 911 inicio un ciclo de capacitaciones destinadas a perfeccionar el operar del personal del Centro en pos de una atención de calidad para el usuario. En este sentido, desde el Centro se coordinaron capacitaciones con el Centro de Mediación del Poder Judicial para poder derivar llamadas recibidas al 911, que no son de emergencia y no ameritan el envío de un móvil policial, a los centros de mediación del Poder Judicial.

Este jueves, el personal del 911 recibió la primera capacitación dictada por la coordinadora general de los centros de mediación de San Luis, Mónica Corvalán, y por la coordinadora de Mediación provincial, Susana Domínguez.

El gerente del Centro de Control de Cámaras, Seguimiento Vehicular y Centro de Emergencias 911, Ariel Hauria, indicó que la iniciativa de contactarse con personal del Poder Judicial para capacitar al personal del 911 y de Cámaras de Seguridad tiene como fin que el personal conozca cómo funcionan los Centros de Mediación y cómo derivar los conflictos pertinentes a estos centros.

“En base a la cantidad de llamadas que recibimos, con distintas problemáticas, surgió la necesidad de la formación por parte  de los centros de mediación vecinal. Muchas llamadas implican que mandemos un móvil policial, que es un recurso importante y el cual tiene que estar asociado a una emergencia, para ir a un lugar donde el problema es un cesto de basura o un auto mal estacionado, donde tal vez en un centro de mediación vecinal lo podría llegar a resolver sin la necesidad de la presencia policial”, indicó Hauria.

Por su parte, Corvalán indicó: “Esta capacitación es una charla informativa sobre cómo se trabaja desde el Área Mediación del Poder Judicial provincial, en el abordaje de diferentes tipos de conflictos. El encargado de esta Área, Ariel Hauria, nos manifestó su interés en conocer como estamos trabajando, por que ellos tienen contacto con la gente y reciben muchos tipos de conflictos. Por eso, la idea fue coordinar esta capacitación para dar a conocer y que puedan derivar estos conflictos así poder ser resueltos en mediación”.

Esta capacitación se repetirá en las próximas semanas a otro grupo de operadores del 911 y del Centro de Monitoreo. En el mismo sentido, y dentro del ciclo de capacitaciones, el personal del 911 será capacitado por un equipo de profesionales del Hospital Escuela de Salud Mental para que cuenten con más herramientas al momento de atender llamadas por suicidio, violencia de género, entre otras.

Nota, fotos y video: Prensa ULP.