Sara Funes Amaya vive en la zona desde hace muchos años, anteriormente en Cañada Honda, un paraje distante a unos 7 km de la localidad minera. 

Actualmente, la beneficiaria, de 43 años, del Plan Solidario lanzado el año pasado por el Gobierno de San Luis, distribuye su tiempo entre las horas de trabajo, su familia y aprender un antiguo oficio que para ella es familiar.

Su pasado hizo que se interesara por las actividades que ofrece el Centro Creativo Cultural “Valeper”, particularmente por el taller de telar del cual participa desde que el centro abrió sus puertas.

“Mis orígenes hicieron que me interesara. Yo ya lo tengo incorporado en mis genes y sangre. Me gusta mucho lo que hago”, dijo la tallerista. Su motivación proviene de todo el conocimiento que está adquiriendo por medio del taller, y según expresó la incentiva el poder transmitírselo algún día a sus seres queridos.

“Me gustaría ser una buena aprendiz para el día de mañana poder capacitar a mis nietos y a la gente que lo necesite”, concluyó.

 

Nota y foto: Prensa Programa Cultura.