El Gobierno provincial realizará una importante inversión para incentivar el autoconsumo de verduras y frutas en hogares y escuelas de parajes rurales. Además, beneficiará a 88 familias que recibirán kits solares para generar su propia energía.

Este martes, comenzará la entrega de kits frutihortícolas en parajes.

El Gobierno de San Luis lanzará esta semana dos nuevos planes relacionados con el ámbito rural, iniciativas que ayudarán a los que menos tienen a mejorar su calidad de vida. Se trata del Plan de Fomento Frutihortícola, enmarcado dentro del megaproyecto “Sueños Puntanos”, que anunció el gobernador Alberto Rodríguez Saá, y de una nueva inversión en el que ya se conoce como «Mi Energía Rural», que instala  pantallas solares en los parajes que no disponen de energía eléctrica.

La importancia que tienen ambos radica en que abarcarán los nueve departamentos provinciales, siempre de la periferia al centro, que es una política central del Ejecutivo, llevada adelante con detallismo por el Ministerio de Medio Ambiente, Campo y Producción.

En el caso del Plan de Fomento Frutihortícola llegará a 85 parajes con un kit, para cada familia, compuesto por plantines listos para llevar a la tierra, una técnica que se conoce como “plantación lograda”, y tres árboles frutales por casa. Como además incluye un convenio con el Ministerio de Educación, las escuelas de cada uno de ellos también recibirán los kits, que de acuerdo a la cantidad de alumnos puede ser uno o más. Dentro de la cartera productiva hay un trabajo conjunto de dos programas: el Frutihortícola y el de Producción Agropecuaria.

Mi Energía Rural, en tanto, es una iniciativa que lleva años entregando pantallas solares a los que menos tienen. Pero ahora recibió un nuevo impulso con la compra de 88 pantallas solares. La distribución abarcará toda la geografía provincial: Pringles recibirá 26 artefactos, Junín 14, Belgrano 12, Pueyrredón y San Martín 10, Ayacucho 7, Chacabuco 6, Pedernera 2 y Dupuy 1.

Proveerse alimentos propios

Con el auge de las huertas caseras, muchos puntanos giraron su interés a la tierra propia, atentos a la posibilidad de poder producir verduras, hortalizas y frutas sanas, de buena calidad y que ayuden a paliar la crisis económica que vive el país. “El plan está dirigido a vecinos que no tienen huerta, ni acceso a comprar los insumos para armarla. Tienen la tierra, porque en los parajes la mayoría cuenta con un lotecito listo para explotar, pero no cuentan con los medios”, contó Sergio Freixes, el titular de la cartera productiva.

Ante esta situación, el propósito es proveerlos de plantines, que ya tienen unos 40 días de vida, para que la espera no se haga tan larga. “En lugar de dar las semillas y esperar que se desarrollen, queremos que partan de una base más avanzada, que puedan tener verduras y hortalizas en poco tiempo, y eso los entusiasme a seguir con la huerta”, completó.

Los objetivos son claros: generar alimentos propios de manera sustentable a partir de un “empujoncito” del Estado provincial, colaborar con la economía del hogar y generar un espacio de trabajo compartido, porque puede participar toda la familia. Además, el Ministerio capacitará a las familias en todos los aspectos que hagan falta para que no fracasen en el intento ni se desanimen.

La llegada a las escuelas es otro punto clave, porque además de brindarle a cada una la posibilidad de agregar una actividad saludable como es el trabajo de la tierra, podrán dar el puntapié inicial con los niños, motivarlos con la huerta escolar y que lleven todo ese entusiasmo a la casa, donde los padres también tendrán su porción de tierra dedicada a los cultivos.

Cada kit tendrá una bandeja hortícola con 128 plantines, de ocho variedades distintas, y tres árboles frutales. Las especies que vendrán en la bandeja serán melón, sandía, zapallo de la variedad Anco, tomate perita, lechuga, pimientos, berenjena y albahaca. Los frutales, que por su desarrollo estarán listos para entrar en producción, serán un ciruelo, un peral y un manzano.

Los kits llegarán a 412 familias en las primeras dos semanas, además de abarcar 18 establecimientos educativos. El plan arrancará el martes en el departamento Chacabuco, con entregas desde las 9:00 hasta el atardecer en El Churrasco, Pozo Cavado, Santa Martina, Las Rosas, El Recuerdo, Colonia Zubelzu y el Tala. En cada paraje la reunión será en la escuela y las familias involucradas, en este caso, suman 146.

El miércoles será el turno de Dupuy, con visitas a Martín de Loyola, Los Overos, La Maroma, Bajada Nueva y Nahuel Mapa (80 familias). El viernes 19, en Pueyrredón, estarán en Cazador Nuevo, Los Alamitos y Las Barrancas (50).

Cada familia recibirá un calendario de transplante hortícola, para que sepan cuándo pasar cada cultivo a la tierra, la distancia que debe haber entre surcos y entre cada planta, los días que faltan para la cosecha, la producción estimada cada 10 metros lineales y cuántas plantas deben poner para el consumo de una familia compuesta por cuatro personas.

Que se haga la luz

Con el Plan «Mi Energía Rural», 88 familias que no conocen lo que es vivir con energía eléctrica elevarán su nivel de vida gracias a las pantallas solares. También, abarcará los nueve departamentos provinciales. “Estas visitas tienen varios propósitos, porque además de armar la lista de quienes van a recibir las pantallas, los técnicos se fijan en todos los aspectos de cada familia, si ven animales a los que no se les hizo el sangrado para detectar enfermedades reproductivas, se avisa al Subprograma Producción Pecuaria; lo mismo pasa con la sanidad, la comercialización o la entrega de semillas si ya tienen alguna pequeña huerta”, aseguró Freixes.

La distribución de pantallas incluye pueblos como San Francisco, Leandro Alem, Luján, Villa General Roca, Nogolí, Martín de Loyola, Papagayos, Tilisarao, Naschel, Carpintería, Merlo, Santa Rosa, San José del Morro, La Carolina, Chosmes, Alto Pelado, Zanjitas y Las Chacras. Pero, también parajes alejados, algunos casi inaccesibles por las dificultades geográficas o la falta de caminos, entre ellos Arbol Solo, Macho Muerto, La Bajada, El Vinagrillo, El Arenal, Cañada de Guzmán, Pampa de la Invernada, Boca de Tigre, Comederos, Puertas del Sol o Los Piquillines.

Se entregarán pantallas solares para llegar con energía eléctrica a las familias rurales.

Nota y fotos: Ministerio de Medio Ambiente, Campo y Producción.