Luego de generalizadas críticas y un día después que el Gobierno provincial acudiera a la Justicia Federal para impedir la imposición de un pago adicional por el combustible ya consumido, finalmente los consumidores no tendrán que pagar 24 cuotas, porque las petroleras se harán cargo de la diferencia de precio y el Estado nacional pagará los intereses generados.

El Gobierno decidió frenar el polémico pago retroactivo en la tarifa de gas que debían realizar los usuarios para compensar a las empresas prestatarias por la devaluación.

Este martes, el fiscal de Estado de San Luis, Eduardo Allende, por instrucciones expresas del gobernador de la Provincia, Alberto Rodríguez Saá, accionó para intentar frenar el abusivo intento del Gobierno nacional de cobrar un extra por el gas ya consumido y abonado en cada hogar, comercio, pyme, escuela u hospital de la provincia.