Además de las pruebas que se realizarán a atletas y equipos de diferentes deportes que se practican en la provincia, comienzan a llegar profesionales de todo el país, como Emiliano Domínguez, el boxeador santafesino que aspira al título mundial.

Las evaluaciones deportivas brindan precisiones a los deportistas profesionales.

Emiliano “El Cobrita” Domínguez eligió el Campus Abierto “Arturo Rodríguez Jurado” de la Universidad de La Punta (ULP) para realizar evaluaciones deportivas que le permitan profundizar su preparación.

El boxeador profesional tiene 23 peleas en el campo rentado, con 21 ganadas y 2 perdidas. Nació en Teodelina, Santa Fe, y entrena en Junín, provincia de Buenos Aires, junto al preparador físico Ariel Castillo.

El profesor a cargo de las evaluaciones deportivas en el Campus, Damián Aimar, quien testeó al pugilista junto al preparador físico Mariano Palacio, también integrante del equipo del Campus, explicó las evaluaciones: “Realizamos un protocolo de medidas antropométricas, para saber su composición corporal y evaluar su somatotipo. Luego evaluamos con celdas de carga la fuerza isométrica y el gesto deportivo del boxeador. Seguimos con el déficit bilateral y el índice de fatiga en la alfombra de contacto. Y, por último, potencia con encoder”.

El entrenador Castillo, contó: “Esto que venimos a experimentar y a vivenciar es muy lindo; este Campus es algo gigantesco y notamos el profesionalismo que tienen los profesores para evaluar. Vinimos a potenciar al boxeador”, y afirmó: “Uno no está acostumbrado a ver esto, desde la estructura del lugar hasta la manera y el profesionalismo con el que te atienden. Desde que nos abrieron las puertas notamos a toda la gente de San Luis mucha cordialidad y profesionalidad. Se generó un clima muy lindo y de permanente aprendizaje”.

Emiliano Domínguez, ubicado en la categoría de 63,500 kg, dentro de la categoría Súper Ligero, sentenció: “Me voy muy sorprendido por todo lo que hay armado acá. Es algo nuevo que no se encuentra en otro lugar”.

“El Cobrita” dice que “ahora el profesor se va a basar en lo que puedo trabajar y en cómo hacerlo. Las mediciones del Campus son espectaculares y para el profe son fundamentales”. Y se ilusiona: “Tengo chances de pelear por el título mundial, estoy dispuesto”.

Damián Aimar recordó que: “Lo que buscamos con los testeos es que sean de calidad, que les sirva a los preparadores físicos y entrenadores para que tengan un punto de partida y de comparación, que es como realmente se entrena”.

Nota y fotos: Prensa ULP