Así lo aseguró el jefe del Programa Grandes Obras de Arquitectura, Antonio Perretti, que este miércoles brindó una conferencia de prensa en el mencionado predio, ubicado entre el casco urbano de Villa Mercedes y el complejo habitacional La Ribera.

Antonio Perretti: “El sistema de desagües del parque funciona de manera eficiente y satisfactoria”.

Antonio Perretti: “El sistema de desagües del parque funciona de manera eficiente y satisfactoria”.

El citado funcionario del Ministerio de Obras Públicas e Infraestructura estuvo acompañado por su par de Infraestructura Hídrica, Fernando Yanzón; por el director del Parque, Maximiliano Frontera; y por los referentes de las empresas constructoras que se ocuparon de dotar a “La Pedrera” de su sistema de desagües.

“Hemos creído oportuno informar de los trabajos que se están realizando en cuanto a los desagües, ante la proximidad de la temporada de lluvias, para así tomar los recaudos necesarios y evitar inconvenientes”, precisó Perretti.

Seguidamente, los constructores que se ocuparon de diseñar y edificar el sistema de tratamiento de efluentes, brindaron una pormenorizada explicación técnica sobre cómo funcionan las bocas de tormenta, el alcantarillado, la utilidad que para ello brindan las lagunas encadenadas, y la canalización hacia el cauce del Río Quinto.

 

El gran problema: la disposición de residuos

Por su parte, Yanzón resumió que “el sistema consiste en las obras periféricas, en el exterior del autódromo, con las cinco bocas de tormenta para captación de agua, y una alcantarilla de dimensiones importantes en el punto crítico; cuando se ejecutan este tipo de construcciones se tienen en cuenta ciertos parámetros de tiempos de recurrencia e intensidades, y ante situaciones como el cambio climático se hizo una alcantarilla más grande de lo necesario como prevención. Hemos podido analizar el funcionamiento durante las tormentas del verano y la de abril pasado, donde se comprobó su eficiencia; esto lo completamos con un seguimiento y con encuestas”.

No obstante, periódicamente surgen inconvenientes que redundan en el anegamiento de algunos sectores, sobre lo que el funcionario precisó: “Las canalizaciones suelen traer una cantidad importante de residuos, incluyendo áridos y escombros, que afecta mucho el funcionamiento de los desagües, ya que tapan rejillas que han sido diseñadas para otro fin, generando que la vía se obstruya y así surjan inconvenientes, muchos de los cuales ya sucedían incluso antes de ser diseñada ‘La Pedrera’”.

En síntesis, y de acuerdo a los estudios realizados sobre el comportamiento del sistema, “los trabajos que se realizan son el mantenimiento del sistema, dentro del parque a cargo de quienes trabajan en el mismo, y en el exterior la Municipalidad, pero además es fundamental que se tenga en cuenta la disposición de los residuos de todo tipo por parte de la ciudadanía”.

 

Nota y foto: ANSL.