Será en un encuentro que se desarrollará en Nueva Galia, a partir de las 11:30. Son aquellos chicos a los que, tras una primera revisión, los médicos les detectaron diversas patologías. Con los lentes, esas enfermedades quedarán en el pasado.

Este viernes la vista de 82 chicos en edad escolar mejorará notablemente porque, tras unos días de espera, recibirán sus anteojos con los marcos que ellos eligieron tras el paso de “Veo Bien”, el plan de salud visual que desarrolla el Ministerio de Salud de San Luis.

La entrega de los lentes se realizará en Nueva Galia, a partir de las 11:30, en la escuela Nº 25 “Antonio Miguel Nevot”. Se trata de aquellos pibes a los que los médicos les detectaron diversas patologías y que necesitaban anteojos para corregirlas.

Ésta es la segunda edición del Plan ‘Veo Bien’, tras los buenos resultados que dio su primer recorrido, durante el último trimestre de 2017. En esta oportunidad comenzó con revisiones a alumnos del departamento Dupuy. En total, sólo en ese distrito, los médicos observaron a 960 chicos y adolescentes en edad escolar que cursan sus estudios en escuelas públicas. Unos 82 precisaron anteojos.

El plan de salud visual forma parte del Programa Medicina del Interior del Gobierno de San Luis. Un camión con un tráiler sanitario equipado con aparatología oftalmológica se traslada por la provincia y visita cada una de las escuelas públicas, sean primarias o secundarias.

Los oculistas examinan a los chicos para determinar si sufren enfermedades como daltonismo, estrabismo u otras alteraciones. Cumplido el diagnóstico y de acuerdo al resultado, los pequeños o adolescentes se prueban los marcos de los lentes y hacen una prueba de visión para comprobar que el aumento sea el indicado. La entrega de los anteojos es sin costo. Y cada estudiante elige el modelo estético que más le gusta. Este viernes llegó el momento de recibir los lentes y empezar a usarlos.

Actualmente el móvil del Plan “Veo Bien” revisa alumnos en el departamento Junín. Su objetivo es visitar toda la provincia. Por ahora los problemas más frecuentes que encuentran los médicos son miopía y astigmatismo. “Detectamos un 11% de problemas de refacción, cuya solución que le damos es el anteojo. Y también notamos, en un porcentaje más bajo, problemas como blefaritis y estrabismo. También algunos inconvenientes como conjuntivitis”, destacó Sergio Montes, uno de los oftalmólogos que atiende a los chicos.

 

Nota: ANSL.