Fue en San Francisco, en la presentación del crédito solidario “San Luis Te Cuida”. El primer mandatario se reunió con unos 500 pequeños comerciantes de los departamentos Belgrano y Ayacucho. De ese grupo, la semana próxima, unos 300 recibirán su cheque con el préstamo de $50 mil el jueves venidero. El anuncio desató una ovación y aplausos de todos los asistentes. “Esta ayuda de 50 mil pesos mejorará un poquito su situación causada por un Gobierno nacional que cuando dice: ‘voy al FMI’, ha fracasado”, señaló el jefe de Estado puntano.

Con el salón del polideportivo municipal de San Francisco del Monte de Oro colmado de expectativa, el primer mandatario puntano explicó que este crédito “no le solucionará el problema a nadie, pero mejorará un poquito su situación”,  y especificó que quiere que se interprete “como una inyección de esperanza, para que podamos aguantar hasta que las cosas sean mejor”. “¡Que San Luis aguante!”, arengó.

“San Luis Te Cuida” es una línea de créditos blandos que tiene como objetivo ayudar a pequeños y medianos comerciantes, cuya facturación no supere los $3,5 millones al año. Los préstamos serán de $50 mil que podrán ser devueltos en 10 cuotas fijas, sin intereses y a partir del 1° de enero de 2019.

Esta ayuda “es un principio de solución y una ayuda en emergencia, y si hay más remedios los vamos a buscar, porque conozco el sacrificio de estas familias que hacen un gran esfuerzo para que su comercio funcione”.

El gobernador explicó, además, que los comerciantes que no están en los listados de Rentas también recibirán  el crédito. “Si no se acercan, los iremos a buscar”.

“Estoy feliz porque es la primera vez en la historia de la provincia que un gobernador puede mirar cara a cara, para hablar de los problemas, con sectores tan independientes como ustedes, pero también con tristeza por la situación que estamos viviendo”, expresó el jefe de Estado puntano.

Dijo que esta ayuda, para los comerciantes y pequeños empresarios de San Luis, “es una manera diferente que tiene la Provincia de mirar los problemas, porque el Gobierno nacional, sin dudas, mira distinto; y dijo que iban a llegar inversiones que nunca llegaron”.

Interrumpido por fuertes aplausos, el gobernador adelantó, además, que buscará firmar acuerdos de “Estado a Estado” con intendentes de provincias como Formosa, Mendoza o San Juan, por ejemplo, para poder comprar en forma directa alimentos en gran cantidad, como arroz, azúcar, yerba mate, verduras, entre otras mercaderías, y “traerlas a San Luis con precios lo más barato que podamos”.

Asimismo, el gobernador agregó que el Gobierno nacional “siempre pone un ministro del dólar y todo su problema es el dólar, pero nunca es la producción, el trabajo, el comercio o la industria, y termina pasando que todo el país está trabajando y el que puede mira el televisor para ver qué pasa con el dólar”.

“Los argentinos tenemos memoria sobre esto, porque ya ha pasado con la hiperinflación durante la última etapa del presidente Raúl Alfonsín, dos en el gobierno de Carlos Menem, la tragedia del 2001 con Fernando De La Rúa y ahora tenemos esta otra versión”, recordó.

Rodríguez Saá insistió que “los remedios del FMI no dieron resultado en ningún lado”, y comparó que San Luis frente a este tipo de situaciones lanzó los planes solidarios, que en lugar de darles una bolsa de alimentos a la gente,  “le damos un trabajo, se ordena y eso genera que motorice la sociedad, porque entra un montón de plata que termina moviendo al comercio y a la industria”.

Sin embargo, el gobernador advirtió que con lo que sucede con la economía nacional, estos planes ya no son suficientes: “El comerciante y pequeño empresario de San Luis se manejan con la familia y vendieron su stock cuando el dólar estaba a $22 y hoy está a $40, y tiene reponer la mercadería, por lo que está en una situación dificilísima porque perdió o disminuyó su capital de trabajo”.

También, recordó que el reciente intento de saqueo y posterior asesinato de un joven en Chaco muestra la delicada situación social, que “el mismo Gobierno nacional reconoce  que se profundizará; le deseo la mejor de la suerte al Gobierno, pero tendremos días difíciles en diciembre y el primer trimestre del año que viene será peor”.

En los tramos finales de diálogo directo que tuvo con los vecinos de los departamentos Ayacucho y Belgrano, anunció que la próxima semana regresará para entregarles los cheques a los beneficiarios del crédito solidario, lo que desató una nueva ovación y sostenidos aplausos. Antes de retirarse, Alberto recibió diversas muestras de cariño y afecto por “esta inyección de esperanza” en medio de la crítica situación económica del país.

 

Nota, foto y video: ANSL.