Alejandra Efron nació en Capital Federal, pero la vida la llevó por diversas latitudes. Vivió y trabajó en Australia, y logró una trayectoria de 30 años en el mundo del transporte y la logística, “hasta que un día me llamaron desde San Luis, y me invitaron a participar del proyecto de bitrenes que se quería implementar en la provincia; así fue que llegué y ya no quise irme más”.

Alejandra Efron: “Gran parte de la formación aborda el respeto y el manejo del estrés”.

Colega y amiga de Bob Pearson, el llamado “Padre del bitrén”, Alejandra es considerada una especialista tanto como instructora de manejo como en las legislaciones internacionales aplicadas al transporte en general, y también en lo que atañe particularmente a estos camiones, que en Argentina comenzaron a usarse por primera vez en San Luis, y que paulatinamente han sido reconocidos a nivel nacional como la gran solución del transporte de mercaderías. De hecho, en la actualidad sólo existe una institución formadora de conductores para estos vehículos: la Escuela de Manejo de Bitrenes (EMaBi) San Luis, que a la fecha ha otorgado a más de 80 choferes el certificado homologado por el Ministerio de Transporte de la Nación.

“Las personas que han venido a Villa Mercedes para tomar el curso son profesionales –explicó Alejandra, que integra la firma Brale Consulting-. Todos tienen, como mínimo, cinco años con licencia nacional habilitante, y acuden con el deseo de superarse y actualizarse, formándose grupos de estudio y de trabajo en el que no sólo ellos aprenden, sino que lo hacemos todos, porque estas capacitaciones se desarrollan en un ámbito cálido, divertido, respetuoso y con mucho profesionalismo, en el que no solamente se aborda el manejo de los bitrenes, sino que le damos especial atención al aspecto humano. Cada uno de los integrantes del equipo de EMaBi tiene un rol, por ejemplo, en mi caso es la instrucción y la legislación, pero entre todos también abordamos temas como el respeto, la hostilidad y el estrés con el que se convive. Esto sucede porque si bien el vehículo cuenta con muchísima tecnología, para asistir al chofer, a su carga y al entorno en el que transita el bitrén, es fundamental aprender otros aspectos, como manejar el estrés. Por ejemplo, en la última formación dos choferes se encontraron con un momento difícil en ruta, donde otro conductor se mostró hostil, situación que sin embargo resolvieron muy bien, dialogando y hasta invitando a esa persona a conocer el vehículo. Para pelearse siempre hacen falta dos, mientras que con el diálogo y una actitud positiva se pueden revertir situaciones adversas; eso también es parte importante del entrenamiento”.

EMaBi ha formado en el manejo del bitrén a conductores de diversos puntos de la Argentina, para lo cual abre periódicamente sus cursos de capacitación. Toda la información pertinente se encuentra en la página www.emabisanluis.com, donde también se puede realizar la preinscripción.

 

Nota y foto: ANSL.