Alrededor de 50 brigadistas y bomberos, con la colaboración de un avión hidrante, trabajan para extinguir los dos focos de incendio que permanecen activos: uno hacia el este, en las sierras de Villa de la Quebrada, y el segundo entre Nogolí y Río Grande.

“El foco de incendio, que se ve desde Villa de la Quebrada hacia el este, en el Cerro Bravo, tiene poca actividad de fuego, está entre medio de dos cerros”, explicó Darío Zabala, jefe de Bomberos de la Policía de la Provincia. Y agregó que “en el camino que va desde Nogolí hacia Río Grande hay otro foco activo, bien hacia el este”.

Trabajan para combatir el fuego bomberos de la Policía de la Provincia, de Villa de la Quebrada, de Potrero de los Funes, El Trapiche, Estancia Grande y personal de San Luis Solidario.

“Este jueves por la noche se pudo controlar el foco que se encontraba en el sector noroeste, próximo al camino de Nogolí-Río Grande, por lo que el camino ya se encuentra habilitado nuevamente”, dijo Zabala.

 

Nota: ANSL.

Foto: Gentileza de Bomberos de El Trapiche.