El Servicio Meteorológico Nacional pronosticó una jornada con una temperatura máxima de 23ºC, pero con baja sensación térmica a partir de la tarde.

Anticiparon una probable reducción de visibilidad por polvo levantado por el viento y posterior descenso de temperatura.

La tarde noche del lunes se presentaría con nubosidad variable, vientos regulares o fuertes del sur con ráfagas, probable reducción de visibilidad por polvo levantado por el viento y posterior descenso de temperatura.

Para el martes, el pronóstico oficial prevé descenso de la temperatura, con una máxima que no superaría los 17ºC, mientras que en los días siguientes volvería el clima templado, con máximas por encima de los 20ºC.