Conceptos de lógica, condicionales y robótica se conjugaron este sábado en el Salón Blanco de Terrazas del Portezuelo para que los MiniProgramadores se interiorizaran en el mundo de la programación.

Desde las 11:00, alrededor de 90 alumnos de 4º a 6º grado participaron del encuentro donde el equipo de Mumuki evacuó dudas y los ayudó con la resolución de ejercicios de programación.

La iniciativa que lleva adelante el Gobierno provincial tiene como objetivo introducir en la programación a los niños a través de una serie de ejercicios propuestos en www.programadores3punto0.net. En el 4º Encuentro los conceptos de lógica, la programación y su aplicación en la robótica fueron los ejes centrales del encuentro.

Franco Bulgareli, uno de los fundadores e integrante del equipo de Mumuki, manifestó: “Estos encuentros tienen el objetivo de ayudar y responder las preguntas de los chicos, los ejercicios son virtuales, es muy común que vengan con dudas y también aprovechamos para presentar el próximo capítulo. La respuesta de los chicos en estos encuentros es muy positiva, vienen muy motivados, con ganas de aprender, y se enganchan”

Bulgarelli explicó que uno de los ejercicios consistía en sacar cartas de un mazo y a partir de allí, usando ideas de programación tomar decisiones, como moverse a la derecha o a la izquierda de acuerdo al palo o el número de la carta. “Además, les mostramos un brazo de robótica realizado por medio de la programación y se emocionaron mucho al ver todo lo que se puede lograr, es muy motivante y les llama mucho la atención”, expresó.

La última etapa del encuentro estuvo destinada a que los pequeños contaran sus experiencias en la plataforma, preguntaran por ejercicios que les resultaron difíciles y dialogaran sobre robótica o qué les gustaría hacer con ellos.

Anastasia San Martín, de 10 años, alumna del colegio María Auxiliadora de quinto grado, dijo: “Yo me anoté en Programadores 3.0 porque pensé que era divertido y además paso mucho tiempo en mi computadora. Lo que más me gustó de este este encuentro, fue cuando comenzamos a hablar de robótica, ya tengo una idea para programar un robot araña. Además, la parte más entretenida es completar los ejercicios juntos y el equipo de Mumuki nos ayudan a explicar diferentes tipos de problemas que nos aparecen a medida que vamos avanzando en los ejercicios. Ahora estoy esperando ansiosa el capítulo 5, cada vez se ponen más interesantes”.

Valentín Martínez tiene 9 años y asiste al Instituto de Nuestra Señora del Carmen: “Vine de Villa Mercedes acompañado con mis padres, ellos me acompañan siempre. La parte que más me gustó fue cuando hicimos los ejercicios todos juntos, y me encanta aprender jugando”.

Finalmente Nazarena Hauria Mamy, de 11 años, expresó: “Yo sabía un poco de programación y comencé a ser parte de MiniProgramadores 3.0, vengo a todos los encuentros y hoy respondieron todas las dudas. Lo que me gustó fue ver que con la programación podemos hacer un brazo mecánico. Definitivamente en un futuro me encantaría programar para ayudar, por ejemplo, para organizar donaciones”.

Fotos y nota: Prensa MCYT