El 20 de julio no pasó como un día más en el año. Tampoco fue un Día del Amigo más. Fue una jornada especial donde muchos trabajaron para que los abuelos del Hogar “San Vicente de Paul” celebren la amistad rodeados de afectos y acciones que llevarán por siempre en sus corazones.

Celebraron el Día del Amigo junto a los abuelos del Hogar “San Vicente de Paul”.

Celebraron el Día del Amigo junto a los abuelos del Hogar “San Vicente de Paul”.

La actividad, organizada por el Área de Adultos Mayores del Ministerio de Desarrollo Social, arrancó temprano este viernes con un trabajo de relajación y terapias alternativas. Luego, cerca del mediodía inició la parte artística, donde se sumó el ministro de Desarrollo Social, Sergio Tamayo, y el coordinador ministerial, Diego Hernández.

Los espectáculos empezaron con los trabajadores del hogar, quienes bailaron un gato junto a las academias y parejas de baile invitadas. Siguió con una breve clase de la chef Luciana Marinello que mostró opciones para cocinar de manera económica y saludable. Ella, luego, fue la encargada de guiar a las cocineras en una gran variedad de pizzas que realizaron para el cierre de los festejos.

Durante la jornada, los trabajadores ministeriales le cumplieron el sueño de Miguelito, un residente discapacitado, que recibió la visita de un caballo, o como Norberta que cantó frente al público dos zambas.

“Siempre buscamos un motivo de celebración porque tenemos subyacente otro motivo más importante que es mantener a los adultos mayores en una vejez activa. Utilizamos la música, las danzas, las terapias alternativas para que ejerciten su memoria, movimientos, y puedan a su vez generar lazos de interacción con otras generaciones, por eso hicimos varios números donde participan muchos niños, jóvenes y adultos mayores”, contó Susana Sosa Lagos, jefa del Área Adultos Mayores.

Nota y fotos: Prensa Ministerio de Desarrollo Social.