La jefa del Programa Cultura, Silvia Rapisarda, le contó a ANSL el objetivo que se persigue con la puesta en funcionamiento de la fábrica artesanal de alfombras.

“Existen muchas localidades de nuestra provincia que hacen telares y alfombras. Lo que se pretende es pensar en una cultura creativa y con una orientación económica, porque también queremos poner la industria cultural en agenda: significa que la gente pueda vivir de lo que se produce artesanalmente”.

“La fábrica de alfombras está pensada en tres ejes: el primero es el que los trabajadores recuperen esto que es nuestro patrimonio, que existe, que está y que lo conozcamos, y a partir de trabajar en esa fábrica puedan emponderarse individual y colectivamente”.

“Después pensar a la fábrica dentro de un sistema productivo. Pensarlo como un sistema de producción y todo sistema de producción termina necesariamente con un producto donde la idea es comercializarlo y por qué no, que nuestros sueños sea comercializarlo a nivel internacional”, señaló.

Bajo estos tres ejes: el emponderamiento, la idea de un sistema productivo y la comercialización del producto, trabajará la fábrica que se montará en el Espacio Contemporáneo frente a la Réplica del Cabildo en la ciudad de la Punta, y que se pondrá en valor a tal fin.

“Vamos a tomar otras experiencias como la de los dominicos, que tienen experiencia en el tema. El modo de producir es similar, tenemos nuestras tejedoras que nos van a ayudar a capacitar y vamos a tomar de la fábrica de alfombras de Catamarca (esta semana es la Fiesta Nacional e Internacional en dicha provincia, del 13 al 22 de julio). Ellos tienen mucha historia y experiencia. A partir de estas experiencias haremos la propia, pero sobre estos tres pilares”, concluyó Rapisarda.