Los profesionales serán los encargados de llevar a cabo auditorías de diferentes aspectos en la institución educativa. Es en respuesta a un pedido de los padres que solicitaban atención y contención ante los casos de abuso sexual por parte de un docente.

Educación asignó un grupo de veedores en el Instituto San Buenaventura de Villa Mercedes.

La ministra de Educación de San Luis, Natalia Spinuzza, designó un grupo de veedores para desarrollar diversas auditorías técnicas, psicológicas, pedagógicas y administrativas en el Instituto “San Buenaventura” de la ciudad de Villa Mercedes, a partir de este martes, como respuesta a un pedido de padres damnificados por los hechos de abuso sexual, cuyo presunto autor, un profesor de Música, está procesado y con prisión preventiva, acusado por el delito de “abuso sexual simple reiterado, en concurso ideal con corrupción de menores, agravado por ser una persona encargada de la educación”.

Asimismo, desde la cartera de Educación se consideró que los informes efectuados por parte del instituto –intervenido por la orden religiosa “Hermanos Menores Provincia San Francisco Solano- Argentina” a la cual pertenece– no denotaban una sincera preocupación ante este hecho tan delicado.

Este equipo profesional interdisciplinario deberá producir y elevar los informes correspondientes en un plazo no mayor a 30 días, a partir del comienzo de las actividades en la institución.

Además, los veedores deberán realizar auditorías de índole pedagógicas e institucionales, con abordaje transversal en la comunidad educativa; evaluar el impacto que tuvo el hecho relevante en la institución, a los fines de promover acciones de concientización de los derechos de niñas, niños y adolescentes; establecer pautas para la elaboración de un protocolo de procedimientos y convivencia; efectuar un análisis de documentación relativa a los hechos vinculados con la denuncia penal y elaboración de un informe final.