La práctica sanitaria surge en el marco del convenio de colaboración firmado entre la cartera productiva y la Universidad Católica de Cuyo. En total fueron 15 los alumnos que trabajaron con animales pertenecientes a la comunidad Ranquel.

La actividad se concretó en el establecimiento de la comunidad Ranquel “La Felisa”.

“Tener la posibilidad de que nuestros estudiantes vivan una experiencia así es muy enriquecedor. Este tipo de prácticas en terreno son un gran aporte para los futuros profesionales”, así lo expresó José Lamalfa, decano de la Facultad de Veterinaria de la UCCuyo, tras la jornada de trabajo en bovinos.

De la actividad sanitaria, realizada en el establecimiento “La Felisa” de la comunidad Ranquel, participaron 15 estudiantes del último año de la carrera Medicina Veterinaria, funcionarios del Ministerio de Medio Ambiente, Campo y Producción y el asesor técnico del establecimiento, quién supervisó cada una de las acciones realizadas por los alumnos.

La actividad consistió en la toma de muestras de sangre para el análisis de brucelosis a unas 150 hembras y simultáneamente se les realizó tacto rectal para confirmar preñez.

“Se trata de una actividad de rutina que nos permite evaluar el estatus sanitario del rodeo. Son alrededor de 3.000 vientres que estamos ordenando de a poco para mejorar su productividad”, indicó Marcos Navarro, asesor técnico del establecimiento.

Cabe destacar que los análisis serán realizados en el Laboratorio del Campo, un espacio estatal que funciona en el predio de Sol Puntano. A partir de los resultados se podrá determinar la presencia de brucelosis bovina, lo que permitirá -en el caso de que sea positivo- eliminarla del rodeo por sus consecuencias productivas y por ser una importante zoonosis.

 

Nota y foto: Prensa Ministerio Medio Ambiente, Campo y Producción.