Para dentro de poco más de un mes se espera que culmine la intervención edilicia en la Parroquia Nuestra Señora de la Merced, que lleva adelante el Gobierno de la Provincia junto con la comunidad de Villa Mercedes, con vistas a que el histórico templo no sólo cuente con su segunda torre, sino con una remodelación completa del edificio.

Continúan los trabajos en la Parroquia Nuestra Señora de la Merced.

Continúan los trabajos en la Parroquia Nuestra Señora de la Merced.

“Estamos viviendo esta etapa con mucho entusiasmo, viendo cómo suben los ladrillos de la segunda torre, que es una vieja deuda que teníamos con la Iglesia matriz”, comentó el vicario episcopal Ignacio Daminato, párroco de la casa religiosa ubicada en España y Pedernera, pleno centro de la ciudad.

En el proyecto original estaba previsto que el templo contara con dos torres, pero la segunda quedó trunca durante la construcción y terminación de la obra. Aunque hubo algunas campañas años atrás con vistas a terminar ese apéndice, la intención no prosperó.

En 2017, durante una visita realizada por el gobernador Alberto Rodríguez Saá, “le contamos las tareas que teníamos proyectado en materia de refacciones del edificio, ocasión en la que ofreció colaboración y así retomamos esa idea”, acotó Daminato.

Para fines de julio estaría terminado el segundo campanario de la Parroquia.

Para fines de julio estaría terminado el segundo campanario de la Parroquia.

El sacerdote detalló que “a través del Ministerio de Obras Públicas e Infraestructura, ya se están terminando las tareas de revoque y pintura interior y exterior; además se han reparado techos y se levanta la segunda torre, en la que se colocarán tres campanas. Toda esta obra ha generado un espíritu muy lindo de trabajo y cooperación, porque la comunidad participa activamente en cuanto a limpieza y reparación de mármoles y vitrales, también con la iluminación led, la restauración imágenes y el Retablo de la Virgen”.

El vicario destacó que “este templo forma parte del patrimonio de la ciudad y de la provincia, ya que alberga mucha historia. Es una parroquia que tuvo su dedicación hace 110 años, con mencionar que sus campanas están grabadas en 1870. Aquí se han bautizado y casado muchas generaciones, incluso durante dos años ofició misa un santo, que es fray Pascual Fortunio, un mártir de la Guerra Civil Española. Estamos muy contentos y esperamos que para fines de julio podamos tener todo listo”.

 

Nota: ANSL.

Fotos: Chiche Herrera.