De la mano de su capitán y goleador, Harry Kane, Inglaterra se quedó con un triunfo agónico sobre Túnez para empezar con el pie derecho en el grupo “G”. Fue el autor de los dos goles (11’ y 91’). Ferjani Sassi de penal, había logrado el empate transitorio a los 35′.

Doblete de Kane para el triunfo agónico de Inglaterra ante Túnez.

Era importante para los ingleses ganar, y así no perderle pisada a Bélgica luego del triunfo de estos, 3-0, ante Panamá en el cierre de la primera fecha del Grupo “G”. Los dirigidos por Gareth Southgate se pusieron en ventaja rápidamente a los 11’ por intermedio de Kane, quien capitalizó un rebote dado por el arquero tunecino y lo que parecía encaminarse a una victoria sin sobresaltos, se vio empañada por un penal trasformado en gol a los 35’ de la primera parte. Túnez se aferró al empate y en tiempo de descuento, apareció la cabeza salvadora de Kane para cortar una racha de casi 8 años sin ganar en una Copa del Mundo.