En el Día Mundial del Donante Voluntario de Sangre, se realizaron diferentes actividades como promoción, colecta de sangre y un registro de donantes voluntarios de médula ósea.

Una de las colectas fue en el aula 42, del bloque 1, de la Universidad Nacional de San Luis, con la colaboración de estudiantes de las carreras de Farmacia y Enfermería. En el Banco de Sangre, ubicado en el predio del Hospital San Luis, se recibieron donantes voluntarios de sangre autoconvocados.

Desde el Banco de Sangre Provincial comentaron que “la única fuente de obtención de sangre para transfundir, es la donación que realizan las personas sanas con ganas de ayudar a otros. Por eso, es ineludible encarar acciones educativas y de promoción, difundiendo en la comunidad la donación de sangre voluntaria con el fin de transformar la actual concepción de “donar sangre cuando nos piden” por la de “donar sangre cuando me siento bien, aunque no conozca quién la recibirá, pues siempre hay alguien que la necesita”.

Donar es fácil y seguro

El acto solidario de la donación de sangre es fácil y todo aquel que cumpla con los siguientes requisitos puede hacerlo:

Tener más de 18 años y menos de 65.

Pesar más de 50 kilos.

Estar sano.

Donar es seguro, ya que todo el material utilizado es estéril y de un solo uso.

Los donantes pasan además un pequeño reconocimiento médico y todas las donaciones son analizadas.

Llevar DNI o documentación con foto que acredite identidad.

No hace falta estar en ayunas.

 

 

Nota y foto: Prensa Ministerio de Salud.