Luego de firmar el convenio interprovincial con el gobernador de Córdoba, Alberto fue consultado acerca de su posición respecto a la despenalización del aborto. Sostuvo que está a favor y pidió por la igualdad de derechos entre las mujeres humildes y las que no lo son.

A modo de introducción, el gobernador de San Luis consideró que fue un “error” y calificó como “hipocresía de la política argentina” hacer una reserva a la ratificación de las conferencias de El Cairo y Beijing, al sostener que “la mujer es dueña de su cuerpo, pero no tanto”. “Allí se firmó una ‘cascada de derechos humanos’ a favor de la mujer”, dijo en referencia a las conferencias.

“Estoy de acuerdo con la despenalización del aborto”, indicó Alberto. Y agregó: “En 2007, cuando se judicializaban los casos de aborto, San Luis armó un protocolo en el que no había que esperar la judicialización, sino que había que actuar según las autorizaciones de la ley, admitiendo las objeciones de conciencia. Esto es muy importante porque quien establece una objeción de conciencia, de acuerdo a cada credo, se puede resguardar”.

En ese sentido, el jefe de Estado provincial reveló que está “a favor de que la medicina, desde el campo de la ciencia, resuelva la problemática; a favor de la igualdad entre los derechos de las mujeres humildes y las que no lo son; y a favor de la objeción de conciencia”.

Sin embargo, aclaró: “Soy muy respetuoso de los que tienen otra posición”, y remarcó que “nadie está en contra de la vida, todos estamos a favor de la vida y nadie es abortista; estamos frente a una problemática y estamos viendo cómo se puede resolver”. “Estoy a favor de los derechos de la mujer y de que sea dueña de su cuerpo”, concluyó.