Será inaugurada este martes a las 18:30 en el Centro Cultural Puente Blanco. Se expondrán 20 obras de la artista Carina Corrado y la misma cantidad de trabajos realizados por Julieta Ferrero.

Una de las obras de Carina Corrado que se expondrá en el Centro Cultural Puente Blanco.

Carina Corrado es acuarelista y desde niña es una apasionada por el arte, lo que determinó que comenzara a tomar clases de dibujo y pintura en instituciones privadas. Luego ingresó a la Facultad de Bellas Artes en la Universidad Nacional de Córdoba, donde realizó la carrera de Artes Visuales.

Desde hace más de 20 años reside en Villa de Merlo, donde además de haber participado de diversas exposiciones conjuntas, actualmente algunas de sus obras se muestran en distintos comercios de la Villa, como el hotel Howard Johnson y en el taller de cerámica La Celina.

“Mis acuarelas muestran un camino que recorro, pincel en mano, de donde surgen personajes y flores que nacen a partir de un diálogo con la naturaleza. Cuando observo una flor para pintarla, me doy cuenta de lo extraordinaria que es, un puro milagro. Me convierto en una confidente de la naturaleza, las flores conversan conmigo mediante la graciosa curvatura de sus tallos y los armoniosos colores de sus pétalos. Cada flor tiene una palabra amable para mí”.

En esta exposición también participa la artista cordobesa Julieta Ferrero, con la presentación de una importante variedad de obras de técnicas mixtas. Además de su formación en la Universidad Nacional de Córdoba, vivió 10 años en Roma, donde pudo interactuar con grandes artistas italianos como Dusan Kallay, Camila Stanclova, Roberto Innocenti, Carll Cneut y Emanuela Busolatti entre otros. Allí formó parte de los artistas de la “Galleria Via Metastasio 15”, en el centro histórico de Roma. Participó de numerosas muestras personales y colectivas, compartiendo espacios expositivos junto a Mimmo Paladino, Peppe Butera y Sidival Fila.

Desde el 2013 acompaña con trazos y colores en los siguientes proyectos perfomáticos: “Imágenes sonoras” (música), “Travesía de lecturas dibujadas” (poesía) y “Los lenguajes del viento” (lírica).

El color intenso, la sensualidad en las líneas, las figuras corpóreas y sutiles son elementos que caracterizan fuertemente la obra pictórica de Julieta Ferrero.

 

Nota y foto: Prensa Programa Cultura.