La Unión es una empresa que presta servicios a fábricas de la ciudad de Villa Mercedes y que como tantas otras necesitaba mano de obra capacitada para realizar este tipo de tareas. Ariel Valerga, instructor de la universidad y uno de los socios de esta empresa, junto a José Monasterio, seleccionó alumnos e instructores de la UPrO y montó esta empresa que hoy presta servicios a Bagley, La Serenísima, Krafmsa y Arcor, entre otras.

Entre los alumnos seleccionados, se encuentra Rubén Gómez, quien tenía experiencia en soldadura domiciliaria pero no sabía manejar una soldadora semiautomática, conocimiento que adquirió cursando uno de los niveles de la carrera de Técnico Soldador Avanzado. Algo similar ocurrió con Nilton Cuevas, quien tenía experiencia en cortado, soladura con electrodos y semiautomática a quien se capacitó puntualmente en trabajo con acero inoxidable.

“Tomamos y fortalecimos esos conocimientos que necesitábamos, todo lo que se aprende acá y lo que los instructores enseñamos en la UPrO lo seguimos fortaleciendo en la práctica al momento de realizar estos trabajos con la empresa. Nosotros buscamos realizar un trabajo de calidad y no de cantidad”, comenta Valerga.

En la empresa son un total de ocho personas trabajando y brindando proyectos y servicios. Cuenta con una experiencia de 1 año y hace más de 6 meses comenzaron a contratar a alumnos de la UPrO.

Nilton Cuevas es alumno de la carrera de Soldador de la UPrO y, actualmente, cursa el tercero de cuatro niveles, comentó: “Ha sido muy bueno mi aprendizaje en la UPrO porque me ha servido para muchísimas cosas. Lo que los profesores nos enseñaron y, además,  nos tuvieron mucha paciencia y nos han sabido orientar”.

El actual alumno de la carrera de Soldador agregó: “Yo venía con un poco de conocimiento sobra la práctica porque soy de Perú y trabajé en un astillero en ese país. Me sirvió estudiar en la UPrO para aprender más sobre teoría porque tenía práctica pero no teoría, al contrario de lo que ocurre con la mayoría del resto de los alumnos. Complementar esas dos cosas me sirvió para trabajar mejor”.

“La empresa me ayuda para desarrollar todo lo que sé. Es un campo mucho más amplio y puedo aprender más aún. Estoy muy satisfecho con todo”, cerró Cuevas.

 

Nota y fotos: Prensa Universidad Provincial de Oficios.