Los acueductos de San Luis son mantenidos diariamente y reciben constantes tareas de mejora para garantizar su funcionamiento. El trabajo del personal de cuadrilla de todas las delegaciones persigue siempre el objetivo de brindar un óptimo servicio a los usuarios.

Ejemplo de ellos son los últimos trabajos realizados en el acueducto Río Amieva, donde se realizó una refacción sobre el ramal VII, en zona Los Paraísos, y se regularon los caudales de la línea. Sobre el acueducto Del Oeste – Eloy Bona, los últimos trabajos de puesta en valor incluyeron la regulación de válvulas en el ramal VI; mientras que en el acueducto San Luis se reparó y reguló su quinto, en el marco de los trabajos de mantenimiento constantes de la red.

Sobre los acueductos Suyuque y Luján también se efectuaron destacadas maniobras. Respecto del primero se subrayan las de refuncionalización que tuvieron lugar en la zona de Macho Muerto. En el acueducto Luján se realizaron reparaciones a la altura del ramal La Botija, así como también en la zona de San Ramón, y se operó la regulación de presiones y purgado.

El Gobierno de la provincia, a través del personal de San Luis Agua, no se detiene en los monitoreos, controles e inspecciones del sistema de conducción de agua cruda. Los relevamientos de rutina ocurrieron esta semana en las líneas Río Grande – Los Puquios; Juana Koslay – Donovan;  Parque Industrial y El Barreal, entre otros, donde se corroboró su plena operatividad.

 

Nota y foto: Prensa San Luis Agua.