Bernardo Llaver (Chevrolet Cruze) fue imparable, nadie pudo seguir su ritmo y ganó sin sobresaltos la 4ª fecha de la categoría más tecnológica del país. Martín Moggia (Renault Fluence) y Julián Santero (Toyota Corolla), completaron el podio.

Con un auto inmejorable y gracias a un manejo eficaz, a tono con su auto, Bernardo Llaver (Chevrolet Cruze) ganó de punta a punta la 4ª fecha del Súper TC2000 que se corrió este mediodía en el circuito de Potrero de los Funes. El piloto mendocino ocupó un tiempo de 49’ 10” 120 para cerrar las 18 vueltas al mejor trazado que tiene el país y coronar así un triunfo soñado. Martín Moggia (Renault Fluence), fue segundo a 4”257 del ganador,  y Julián Santero (Toyota Corolla) se ubicó tercero a 4”353 de Llaver. La finalísima repitió a los tres primeros de la carrera clasificatoria del sábado.

Pero al margen de los hombres que subieron al podio, un buen espectáculo entregaron Matías Rossi (Toyota Corolla) y Agustín Canapino (Chevrolet Cruze), quinto y sexto, respectivamente, quienes escalaron posiciones desde el fondo de la grilla.

Tras la largada, los tres hombres que habían dominado la carrera clasificatoria salieron adelante sin sobresaltos. Llaver se colocó al frente del pelotón, con Moggia, Santero, José Manuel Urcera (Citroën C4 Lounge) y Matías Milla (Renault Fluence) por detrás para cerrar los primeros cinco puestos. Más atrás, Canapino comenzó su remontada desde el 14º cajón de largada y ya en la primera vuelta estaba 9º, detrás del campeón Facundo Ardusso (Renault Fluence).

Antes de cumplir la segunda pasada el arrecifeño superó al santafesino, aceleró y fue por Matías Muñoz Marchesi (Peugeot 408)n haciendo delirar a los fanáticos que ocuparon las tribunas populares. Sin embargo, el Citroën C4 Lounge de Federico Iribarne dijo basta y obligó el ingreso del auto de seguridad, lo que redujo el buen ritmo que había tomado la carrera.

Matías Rossi también apiló rivales y tras el relanzamiento de la competencia, superó al villamercedino Javier Merlo (Renault Fluence) para colocarse 11º luego de largar 21º.

Por delante Llaver manejó sin problemas, aceleró y su Chevrolet Cruze siempre respondió, a tal punto que logró sacarle 4 segundos de diferencia a sus perseguidores.

Canapino dejó atrás a Muñoz Marchesi y arremetió contra Damián Fineschi (Toyota Corolla), a quien superó para ubicarse 6º. Antes de entrar al noveno giro, ‘Canapa’ dejó atrás a Urcera y pasó al quinto puesto. Rossi lo fue a buscar y en un par de vueltas dio cuenta de los Renault de Emiliano Spataro y Ardusso, Muñoz Marchesi y Fineschi, para ponerse 7º detrás de Urcera, a quien doblegó antes de entrar al 12º giro para quedar a tiro de Canapino.

El ‘Granadero’ de Del Viso aprovechó una duda del hombre de Chevrolet (una piedra atravesó su parabrisas, aunque por suerte no lo destruyó) y se adjudicó la quinta posición, aunque por delante Milla se defendió bien y conservó la cuarta plaza.

La bandera a cuadros premió a la enorme contundencia del Cruze de “Bernie” Llaver, quien celebró a lo grande un triunfo de punta a punta nada menos que en Potrero de los Funes. El joven del este mendocino tuvo su feliz domingo entre el lago y las sierras. La próxima fecha del Súper TC2000 se correrá en Rafaela, Santa Fe, el 3 de junio.