Se esperan jornadas con intervalos de sol y nubosidad. Se descartan lluvias.

Según el Servicio Meteorológico Nacional, el sábado y domingo serán días que comenzarán frescos con temperaturas que no superarían los 8º, y que se elevarían con el transcurso de las horas hasta llegar a promediar los 17º en la siesta.

Las probabilidades de lluvias son muy bajas y el viento soplará del noreste.

Para el lunes 21 se pronostican nevadas en la zona cordillerana de Mendoza y no se descarta que con el transcurso de la semana el evento climatológico pueda extenderse al resto de la región cuyana.