La jugadora puntana le entregó otra grata noticia al deporte de San Luis. Fue confirmada dentro de la lista de 16 convocadas para la Selección argentina mayor de hándbol que competirá en los Juegos Odesur de Bolivia, del 27 al 31 de mayo.

Joana Bolling, convovada a la Selección Argentina de handbol.

Joana Bolling, convocada a la Selección argentina de hándbol.

“Estoy muy feliz. Tenía esperanzas de estar, pero ver tu nombre en la lista es muy lindo”, le dijo desde Buenos Aires a la Prensa del Campus Abierto de la ULP, y agradeció todo el soporte físico y médico que sumó en San Luis. “Desde que está el Campus puedo seguir mis entrenamientos en el mismo nivel que lo hago con la Selección, con gente capacitada y con estudios que incluso en el CeNARD no pude hacerme, como el de VO2 Max (volumen de oxígeno que se consume mientras se realiza una actividad deportiva a alta intensidad -se expresa en milímetros de oxígeno utilizados en un minuto por kilogramo de peso corporal-)”, dice Joana, y cuenta un detalle: “Me hacían falta completar unas planillas médicas, con estudios que me habían hecho en el Campus y rápidamente tuve todo en Buenos Aires. Para mí el Campus representa una gran ayuda”.

Bolling quedó entre las 16 que viajarán a Cochabamba, de una lista de 25 preseleccionadas. “Era el objetivo más importante que tenía en mente para este año”, cuenta a los 23 años, en plena etapa de crecimiento deportivo y como pieza importante en la renovación que empezó a generar el DT Eduardo Peruchena.

El jueves la Selección viaja a Jujuy a hacer la adaptación en altura, ya que se jugará a 2.700 metros sobre el nivel del mar, detalle que abre muchas posibilidades para ver a Joana en cancha: “Habrá mucha rotación, que por ahí en otro torneo no se daría. El recambio será necesario y habrá muchos minutos en juego para todas”, comenta con una sonrisa que se le advirte del otro lado del teléfono, mientras espera la línea 15 o la 19 del colectivo para ir de Palermo, donde completó sesiones de fisioterapia, a Núñez, a la concentración en el CeNARD.

“Extraño la tranquilidad de La Punta, de San Luis; acá los ruidos son constantes”, dice a la distancia, y comparte la alegría con toda su familia. Una alegría en celeste y blanco. Una alegría que es orgullo para el deporte de San Luis.

Nota y fotos: Prensa Campus ULP.