El Gobierno gestiona el agua cruda; mientras que los municipios, la potabilizada. Conocer esta diferencia permite dirigir correctamente consultas, reclamos o sugerencias respecto del servicio.

El agua cruda es administrada por San Luis Agua y refiere a la gestión integrada del recurso que es almacenado y/o transportado por medio de la infraestructura hídrica provincial como son los diques, acueductos, canales, pozos públicos y perforaciones.

Esta agua se denomina “cruda” porque no recibe ningún tipo de tratamiento para consumo humano directo, ya que sus usos prioritarios son los relacionados a la producción, el riego, la industria y la recreación.

El agente administrador es la sociedad estatal y tiene como destinatarios a los consorcios de riego, productores, cooperativas y municipios, para estos últimos con aporte del agua a través del sistema de acueductos hasta el ingreso a las plantas de potabilización.

Una vez que el agua cruda ingresa en las plantas de tratamiento se la considera agua en proceso de potabilización, una tarea que está a cargo de cada municipio que monitorea los pasos para hacerla apta para el consumo humano. El agua ya potabilizada se distribuye a cada vivienda por medio de la red domiciliaria que existe en las ciudades.

Los usuarios de agua cruda que necesiten realizar alguna sugerencia o reclamo a San Luis Agua, puede hacerlo a través de las líneas telefónicas habilitadas 0800 o Autopista de la Información, los correos electrónicos publicados en la página sanluisagua.com.ar , o las redes institucionales oficiales.

Agua potable de red.

 

Nota y foto: Prensa San Luis Agua S.E.