Lucía Picco (14 años), Luna Prieri (15 años) y Valentina Ayala (16 años) son tres jugadoras que brillan en San Luis y son seguidas de cerca por la Confederación Argentina.

Lucía Picco, Luna Prieri y Valentina Ayala son tres jugadoras que brillan en San Luis.

Lucía Picco, Luna Prieri y Valentina Ayala son tres jugadoras que brillan en San Luis.

Amigas. Compinches. Comparten la misma pasión: el hockey. Lucía Picco (14) -GEPU-, Luna Prieri (15) y Valentina Ayala (16) -ambas de Los Caldenes de Villa Mercedes- son tres promesas del hockey provincial. Tienen frescura. Cada una cumple una función, pero son vitales cuando juegan para la Selección puntana. La Confederación Argentina, a través del Programa Nacional de Escuelas de Iniciación, las sigue de cerca.

Lucía es volante por derecha. Es dueña de una gran velocidad. Su cambio de ritmo es uno de sus puntos altos para romper líneas y hacer diferencia en los metros finales. A pesar de su corta edad, tiene buena lectura de juego. Sabe en qué momento acelerar y en qué momento hacer la pausa para encontrar un buen pase.

Luna improvisa todo el tiempo. Te puede ganar un partido en cualquier momento. Es hábil. Es dueña de una gran capacidad, esa misma capacidad que la lleva a moverse por todo el frente de ataque. Es la típica jugadora que no se queda quieta. Que sale de su zona para sacar a su marcadora de turno y permitir que una compañera aproveche ese espacio libre.

Valentina es la más grande de las tres. Está lista para pegar el salto. Su potencia e ida y vuelta son los caballitos de batalla que posee para ser una jugadora funcional. Hace un surco por su sector. Sus diagonales son el terror de las rivales. Además tiene un remate muy potente que siempre va bien ubicado.

Hace varios años que comparten plantel en las formativas de San Luis. Al jugar de mitad de campo hacia adelante, se complementan muy bien. Se conocen de memoria. Lucía y Valentina hacen el carril y Luna es la encargada de terminar en gol cada jugada de sus “compinches” de la cancha.

Son felices. Disfrutan. Se ríen. Juegan con la misma frescura que se manejan en la vida. Son nenas, pero saben bien lo que quieren. Y lo que quieren es jugar al hockey. Tirar paredes. Hacer goles. Cosechar podios para San Luis. Llegar a ser una “Leona”. Es cierto, están dando los primeros pasos pero, ¿quién les quita el sueño a estas tres pequeñas gigantes que hacen magia en una cancha de hockey?

Cuando empezaron con esta pasión nunca se imaginaron que les iba a dar tantas satisfacciones. Hoy están enfocadas en la Sub 16 de San Luis que buscará quedarse con el Regional de Córdoba, pero la mirada de estas nenas apunta más lejos. Tienen un enorme talento. Las siguen de cerca. Ellas no se desesperan. No quieren saltar etapas. Siguen jugando con la misma naturalidad de siempre. Saben que todo llega a su debido tiempo. Entrenan. Se superan. Aprenden. Asimilan los conceptos de los entrenadores.

Son tres joyitas que tiene San Luis, que seguramente pronto pegarán un salto de calidad. Hoy las disfrutamos acá; en un tiempo es muy probable que tomen vuelo y despeguen para pasear su talento en otro lado, pero siempre con el calor de San Luis en el pecho.

 

Foto: Gentileza El Diario de la República.