En Renca, departamento Chacabuco, con una masiva participación de peregrinos y turistas, se realizó la misa central y la tradicional procesión en honor al Señor de los Milagros. Más de 30 mil personas participaron de todas las jornadas de la novena al patrono del Valle del Conlara.

Renca se vistió de gala para celebrar una nueva fiesta en honor a su santo patrono. Durante la última semana, fieles de San Luis y otras partes del país, e inclusive de Chile, se hicieron presentes en la localidad para participar de la novena al Señor de los Milagros.

Este jueves a la mañana, bajo un cielo completamente nublado, se realizó la misa central frente al santuario Nuestro Divino Señor de Renca. La celebración fue presidida por el obispo diocesano de San Luis, Pedro Martínez, quien basó su mensaje en “Toma tu cruz y sígueme”, argumentando que “la cruz es el tomar todas las cosas con las que está cargado nuestro corazón y dejarlas a los pies de Cristo. Es un sacrificio redentor”, dijo.

Antes de finalizar su homilía, el obispo transmitió una bendición dada por el papa Francisco a toda la provincia de San Luis por las festividades de los dos cristos.

Seguidamente, y bajo una llovizna que no apagó la devoción de los promesantes, se desarrolló la procesión alrededor de la plaza principal del pueblo. Envuelto en un aplauso sin fin, cantos, gritos, agradecimientos y pedidos, el Cristo del Espino recorrió las calles transportado por sus creyentes.

Finalizada la ceremonia, la imagen del Divino Señor de Renca volvió al templo, donde puede ser visitada los 365 días del año.

“Esta fiesta nos renueva. Hemos vivido una linda jornada, con muchos fieles. Le pedí al Cristo, trabajo para todos los habitantes de San Luis”, expresó el vicegobernador de la Provincia, Carlos Ponce, luego de participar de los festejos.