El uruguayo visitó el campus de la Universidad de La Punta y conoció las iniciativas que lleva adelante la institución. “Lo que vi en la Universidad es un desarrollo increíble en educación y en las distintas acciones, que tienen llegada a mucha gente y sirven para el desarrollo de la provincia”, aseguró.

El rector Fernando Salino junto al economista Matty Zwaig y parte de la delegación en la ULP.

Este martes, la Universidad de La Punta (ULP) recibió una destacada visita. Se trata del economista Matty Zwaig, quien llegó acompañado por Gerardo Tjor, miembro de la Organización Sionista Mundial en Argentina; y Nicolás Musicant, miembro de la Sociedad Israelita de San Luis. El rector Fernando Salino lo recibió en su despacho junto al secretario de Extensión de la ULP, Paulino Gómez Miranda.

Durante la visita, el Matty Zwaig recorrió el Instituto Parque Informático La Punta, el área de comunicación y audiovisuales, el Campus Abierto ULP “Arturo Rodríguez Jurado” y el Parque Astronómico La Punta, donde se interiorizó sobre las diferentes actividades que se llevan a cabo desde estas áreas y programas de la ULP

“Lo que vi de la Universidad fue un desarrollo increíble. Que tengan iniciativas pluralistas que lleguen a mucha gente y que sirva para el crecimiento de la provincia es único”. “Recibir a los refugiados sirios es un aporte muy importante para el mundo; San Luis está siendo parte de esta ayuda humanitaria”, comentó el economista, quien entre los años 2012 y 2017 se desempeñó como director del Centro Cultural de Israel en Novosibirsk (responsabilidad sobre Siberia y Extremo Oriente, Rusia).

“Lo que vi de la Universidad fue un desarrollo increíble”, destacó Matty Zwaig.

Cabe destacar que su visita a San Luis es en el marco de un proyecto que presentó en Rusia, el cual ha sido traducido al español y al portugués, y que tiene como objetivo principal llevar una serie de charlas a diferentes ciudades centradas en el desarrollo de la economía llamada “El Milagro Económico Israelí”.

 

Nota: Prensa ULP.

Foto: Axel E. Seleme.