Fue este viernes, con un acto del que participó desde toda su comunidad educativa y vecinos de la institución, hasta ex alumnos, autoridades e invitados especiales.

Desde sus inicios en 1993, desandando por distintas locaciones, desde hace muchos años la escuela tiene su propio edificio en Teniente Turrado y pasaje Dorrego, al que asisten alrededor de 260 alumnos en sus turnos mañana y tarde, cursando de primero hasta séptimo año.

Su directora, Adriana Bollo, comentó: “Comenzamos con una orientación en informática, luego bachiller, más adelante dedicada al arte, diseño y comunicación, y finalmente hoy es una técnica en informática”.

El acto se desarrolló en el patio del establecimiento, donde además de cumplirse con la ceremonia protocolar, se disfrutó de interpretaciones en canto y danza a cargo de ex alumnos y la actuación del coro polifónico del Molino Fénix, tras lo cual se descubrieron placas conmemorativas de estas Bodas de Plata, para finalmente compartir un brindis de camaradería.