A los recitales de la banda de Mataderos se los conoce como “banquetes”, y eso fue lo que se vivió este sábado por la noche, cuando aproximadamente 30 mil personas se dieron cita para vibrar con la música de una de las bandas más convocantes del país.

Cientos de colectivos y automóviles arribaron desde diversos lugares de la Argentina, y varias decenas de chilenos que cruzaron los Andes para participar de uno de los pocos espectáculos que la banda más convocante del rock dará en el año y que tuvo a Villa Mercedes como anfitriona.

La fresca tarde avanzaba cuando se abrieron las puertas del parque para permitir el ingreso de los fans de “La Renga”, proceso que fue dándose de manera fluida y sin complicaciones, a pesar del gran número. Poco después se haría lo propio con los accesos al estadio único, cuyo campo de juego estaba cubierto con una plataforma plástica, especialmente diseñada para este tipo de actividades. La noche comenzaba a caer cuando se encendieron las luces del escenario para recibir a “Xulu”, la banda de San Luis capital que tuvo a su cargo el comienzo de la velada.

Con temas propios y un estilo grounge progresivo, el grupo integrado por Domingo Beltramone (voz), Mariano Rivera (bajo), Gonzalo Lambert (guitarra) y Lucas Ponce (batería) cumplió con la tarea de preparar a los miles de almas para disfrutar de varias horas de pura pasión. Luego se ubicó frente al público “Passaje”, banda villamercedina de pop y rock formada por Frank Luc (voz), Juampi Torres (batería), Marcelo Federigi (bajo) y Gustavo Giachero (guitarra), que mantuvieron la flama viva cual llama votiva, dando todo de sí durante buena parte de su repertorio, cediéndole la posta al experimentado Nacho Smilari, viejo amigo de “La Renga” y miembro de consagradas bandas, que en esta ocasión llegó con rock y jazz, acompañado por Boris Rolhieser (bajo), Sergio Beresovsky (batería), Cecilia Epherra (voz y percusión), Fósforo (piano y órgano), Teo Arribas (guitarra) y Yulo Gutiérrez (saxo).

Al terminar la presentación de la tercera banda soporte, los ánimos estaban exultantes y aunque parecía imposible que pudiera aumentar tal furor, lo cierto es que al turno del grupo de Mataderos, la muchedumbre estalló en un coro de increíble potencia. Así fueron recibidos el cantante y guitarrista Gustavo “Chizzo” Nápoli, el bajista Gabriel “Tete” Iglesias, el saxofonista Manuel “Manu” Varela y el baterista Jorge “Tanque” Iglesias. La Renga iniciaba así, a las 22:12 del sábado, su sexto recital en suelo puntano.

Durante poco más de dos horas la legendaria formación navegó entre el pasado y presente de su trayectoria, retroalimentándose de la energía de una auténtica marea humana, que coreó entre pogo y pogo cada canción, al tiempo que banderas y carteles se elevaron para demostrar que toda la Argentina estaba representada en el campo, mientras las tribunas repletas temblaban sin cesar.

“¡Muchas gracias, San Luis!”, exclamó “Chizzo”, resaltando así la predisposición del Gobierno de la provincia, a través del equipo completo de La Pedrera, la Policía provincial, las distintas reparticiones de la Intendencia y el productor Diego Sosa para un recital que en principio estaba organizado para la ciudad de Mar del Plata, y debió cambiarse el lugar al resolver la gobernadora de Buenos Aires, María Eugenia Vidal, que estaba imposibilitada de brindar una debida asistencia policial.