El Programa Medicina del Interior entregó en el Hospital de Nueva Galia toda la aparotología necesaria para que ese servicio funcione en óptimas condiciones.

El equipo de Salud entregó una camilla kinésica fenestrada, equipo de ultrasonido para rehabilitación, bicicleta fija vertical, cinta caminadora eléctrica motorizada, pelotas terapéuticas, colchonetas, caminador elíptico, espaldar sueco y set de mancuernas de distintos pesos.

“Como habíamos prometido, hoy hicimos efectiva la entrega de todos los materiales necesarios que nos pidió el servicio de kinesiología del Hospital de Nueva Galia. Además llegan en un momento justo, ya que la profesional está trabajando en la recuperación de Luis Letolile, el chico de Fortuna que fue intervenido en 7 oportunidades en el Hospital de Villa Mercedes, y ahora está ante el gran desafío de volver a caminar sin inconvenientes”, dijo Juan Pablo Ojeda, jefe del Programa Medicina del Interior.

El intendente de Nueva Galia, Sergio “Pitín” Moreira, estuvo en la entrega de la aparotología y expresó: “Lo que se generó con la llegada de estos elementos de rehabilitación fue único, se vivió un momento muy emotivo. La madre de Luis Letoile y la kinesióloga Yésica Gerra estaban muy emocionadas. Es importante que el gobierno a través del Ministerio de Salud siempre nos tenga en cuenta. Estamos agradecidos completamente”.

Este equipamiento es fundamental para que su kinesióloga Gerra pueda desarrollar su trabajo sin ningún inconveniente, más teniendo en cuenta que está ante un gran desafío como es ayudar a Luis Letoile a que vuelva a caminar.

“Estoy realmente muy contenta, estos equipos nos van a facilitar la tarea. Estoy muy agradecida al Ministerio, que siempre se acuerda de nosotros”, contó Gerra.

Con respecto al caso de Luis, la kinesióloga de Nueva Galia comentó: “Luis es muy fuerte,  tiene 18 años y mucha esperanza. Tras su accidente que fue el 2 de marzo, en junio llega a mi servicio ya que necesitaba prepararse para el implante cadavérico que realizó luego el doctor Fattor en el Policlínico. Dos meses después del implante vuelven a operarlo, completando así una serie de 7 intervenciones. Estuvo 1 año sin caminar, por lo cual tiene mucha debilidad muscular y eso se recupera con actividad física. Por eso los aparatos que recibimos son fundamentales. El lunes y tras tanto trabajo volvió a caminar; ahora hay que seguir trabajando”.

Heli, la madre de Luis, también está muy agradecida: “No tengo palabras para describir lo que han hecho por mi hijo, es un milagro de la salud. Luis entró con la idea de perder el pie y hoy a un año está caminando de nuevo. Y encima ahora tiene todos los aparatos para su recuperación, es increíble. Sólo puedo decir gracias a la salud pública de San Luis”.

Nota y fotos: Prensa Ministerio de Salud.