Este jueves la V Brigada Aérea, con asiento en Villa Reynolds, celebrará su 69° aniversario, para lo cual ha dispuesto, a las 11:30, una formación en la plataforma de aviones, a la que invita a participar a toda la comunidad.

En la ocasión, tras cumplirse con el protocolo marcial, se pondrá en funciones al nuevo encargado de Unidad, suboficial mayor Ricardo Oscar Moya.

Síntesis histórica de la V Brigada Aérea (1949- 15 de marzo-2018)

La historia de la V Brigada Aérea comienza con el asentamiento del Regimiento 4 de Caballería de Línea, del Ejército Argentino, en los terrenos donados al Gobierno nacional por los hermanos Menvielle en el año 1895.  Dichos terrenos están ubicados en la localidad de Villa Reynolds (San Luis). En 1934, comenzó la actividad aérea y en 1936 se fundó el Aeródromo “Teniente Origone”.

En 1939, la Unidad Aérea pasó a denominarse Base Aérea Militar “Coronel Pringles”, en honor al héroe de Chancay.  De inmediato comenzaron las obras necesarias para adaptar las instalaciones del viejo regimiento a su nueva misión, comenzando por los hangares. La actividad aérea se realizaba con 6 bombarderos Ae.M.B. 2 “Bombi” y 7 biplanos “Avro Trainer”.

El 24 de abril de 1940, el Regimiento Aéreo Nº 1 de El Palomar mudó su asiento a Villa Reynolds al facilitarse, por parte de Juan Jorba y Cia., la utilización de su campo privado para prácticas de bombardeo. Llegaron entonces 2Ae. M.B. 2 y 15 Glenn Martin 139 WAA, recientemente adquiridos por el país.

El 27 de noviembre de 1942 comenzó a funcionar la Escuela de Pilotos Militares operando con aviones Focke-Wulf 44J, A.E. M.O.e 1 y 2 y North American NA- 16P. La escuela de Pilotos Militares completó 4 cursos en tres años de actividad.

El 28 de noviembre de 1946, se fijó nuevamente como asiento del Regimiento 1 de Bombardeo a la BAM “Coronel Pringles”, el cual se traslada con 9 Glenn Martin en enero de 1947 y con 3 Beechcraft AT-11.

El 3 de septiembre de 1947, aterrizó el primero de siete I. Ae. 24 Calquin, bimotor de combate de diseño y construcción nacional. Estos fueron probados en Villa Reynolds por el “Grupo Experimental de vuelo” durante 8 meses.

Durante 1948 y con motivo de la llegada de los bombarderos pesados Avro Lincoln y Lancaster, adquiridos a Inglaterra después de la II guerra mundial, son trasladados a la Base Aérea Militar “El Plumerillo”, los aviones de dotación Gleen Martin, Beechcraf y Calquin.

Llegamos así al 15 de marzo de 1949 que mediante el Decreto N° 6.433, la base se transformó en la V Brigada Aérea, siendo a partir de entonces una unidad operativa.

El 1° de agosto de 1967, se produce la desprogramación de los bombarderos Avro Lincoln y Avro Lancaster, marcando un hito trascendental en la historia de la Fuerza Aérea debido a la intensa labor desarrollada por los mismos a lo largo de esos años.

El 31 de  octubre de 1966 se produce el aterrizaje en la unidad del primer avión Douglas A-4 B Skyhawk (Halcón del cielo), haciéndolo luego los 11 aparatos restantes; alcanzando más tarde un total de 49 aviones como dotación regular de la Brigada.

Durante el conflicto de Malvinas, 02 de abril al 14 de junio de 1982, los medios de la V Brigada Aérea tuvieron una activa participación en el mismo, desplegando los escuadrones aeromóviles a Río Gallegos y a San Julián.  Sus misiones más importantes fueron: ataque a objetivos navales y terrestres, con 86 misiones en las cuales  resultaron 10 aviones derribados de cuyas tripulaciones se inmolaron en la gloria, nueve de ellos. Dentro de las misiones asignadas se contribuyó junto a otras aeronaves de la Fuerza Aérea Argentina, al hundimiento de siete buques, de cuatro fuera de combate  y doce  averiados.

El 7 de mayo de 2007 por un decreto del Gobierno de la Provincia declara a la V Brigada Aérea con la denominación de “Brigada Heroica” y a los nueve pilotos de esta Unidad que perdieron la vida en este conflicto fueron declarados “Hijos Dilectos de la Provincia de San Luis”.

El 18 de diciembre, de 1997, el Sistema de Armas A-4 AR Fightinghawk, se incorpora a las filas de la V Brigada Aérea como reemplazo de los veteranos Douglas A-4 B/C Skyhawk y como necesidad de adiestrar nuevas tripulaciones en un sistema de armas tecnológicamente actualizado.

Así nacía la V Brigada Aérea, así crecía esta Unidad de combate, y así demostraba allí en el campo de batalla el porqué de su creación, la relevancia de su existencia y el compromiso con su patria.  Esta es la historia de esta unidad de combate. Aquí sus fundadores extendieron sus alas.  Aquí está el nido donde sus pichones se preparan, para enfrentar hasta lo imposible, con  su único objetivo: defender con la vida su patria, como lo hicieron aquellos que trayendo rama y rama fueron formando el nido para criar a su hijos, con fuerza, furia y garra como aquellos halcones que en Malvinas, plegaron sus alas.

 

Fuente y foto: Prensa V Brigada Aérea.