Gabriel Masman llegó, junto a su familia, desde Mendoza hace 7 años. Hoy vive en la ciudad de La Punta y se transformó en uno de los mejores atletas de trail que representan a San Luis.


Entrena en el Campus Abierto ULP desde hace siete meses y los resultados comienzan notarse. Basta un ejemplo para ponernos en situación: el año pasado, entrenando solo, compitió en la exigente prueba del Aconcagua, de 38 kilómetros, y lo sufrió de principio a final. Este año no solamente pudo disfrutar y mejorar su marca, sino que fue el mejor de la competencia. “En 2017 hubo un trecho de la carrera que no recuerdo, llegué acalambrado y con vómitos. Ahora me siento entero”, dice Gabriel.

En la carrera que va de Penitente a Confluencia, Masman llegó primero en su categoría (de 19 a 29 años) y en la general, sobre 87 participantes, con un tiempo de 3 horas, 48 minutos y 16 segundos en los 38 km. Al segundo, Federico Coca, le sacó casi 11 minutos.

Gabriel, de 23 años, dice que el Campus no es solamente entrenamiento programado con la profesora Mariana Domínguez. “Los primeros meses de este año tuve periostitis, una micro fisura en el hueso la tibia e inflamación en el tendón de aquiles en ambas piernas, y los kinesiólogos, profes y médicos me ayudaron a recuperarme. Además, me asesoró la nutricionista con la dieta, me siento contenido en todo sentido”, comenta el súper atleta, quien el 15 de abril competirá en los 21K de Villa Elena y en el provincial de trail puntano, pero con la mirada puesta en el raid de Salta, que se correrá entre el 4 y el 6 de mayo.

Masman proyecta un 2018 pleno de competencias. Tiene condiciones naturales, una preparación de excelencia y el equipo interdisciplinario del Campus para sostener y elevar sus aspiraciones.