El ministro de Seguridad habló sobre el complejo penitenciario de Pampa de las Salinas, la actualidad del Servicio Penitenciario Provincial y de la tarea de la Policía en la búsqueda de los jóvenes desaparecidos.

Complejo Penitenciario de Máxima Seguridad “Pampa de las Salinas”.

Complejo Penitenciario de Máxima Seguridad “Pampa de las Salinas”.

El ministro de Seguridad de la Provincia, Ernesto Nader Ali, se refirió a la actualidad del Servicio Penitenciario Provincial, la situación de los presos federales alojados en las prisiones sanluiseñas que son responsabilidad del Gobierno nacional que mantiene una deuda con San Luis por su residencia. También, habló de la búsqueda de los jóvenes desaparecidos, en una entrevista radial realizada por radio Popular.

“El complejo ‘Pampa de las Salinas’ supera ampliamente, podría decir por escándalo, la media nacional. Por supuesto que hay cosas que mejorar, pero nosotros en San Luis tenemos la vara alta en casi todos los temas. Y nos encanta hacerlo así, porque estamos acostumbrados a vivir de esta manera”, destacó.

“Tenemos uno de los presupuestos más chicos de Argentina y superamos en casi todo. Por eso nos molesta esto, porque no son críticas constructivas, son destructivas. Nosotros la verdad que con el Gobierno nacional tenemos muchísimas diferencias, pero siempre estamos propensos al diálogo. En este caso son detenidos federales, es un tema suyo, de la Justicia federal, no son nuestros. Y no nos atiende, entonces tratamos de dialogar, vamos nosotros, nunca vienen ellos. Ningún funcionario de Nación. Sí vienen los funcionarios del Observatorio, y no nos preocupa, porque tenemos la conciencia tranquila. Y estamos tan bien en este sentido porque no tenemos nada que esconder, nada que tapar. Tratamos de mejorar día a día, pero es un tema difícil. La resocialización de las personas que han cometido errores. Y también, con el tema de las capacitaciones, vamos a comenzar con un cronograma para este año, que ya está planificado para diez meses”, sostuvo Nader Ali.

“Estamos trabajando con Jiménez, y por una revisión legal que hay que hacer, muy profunda. Simplemente que por ahí el tiempo es tirano, pero estamos las 24 horas del día trabajando, permanentemente, y aceptando siempre las críticas constructivas. Agradezco siempre lo que llega. Lo tomo, lo chequeo, me fijo, lo trabajo. Me fue a ver una persona que tiene un hijo detenido en otra provincia, a ver si había posibilidad de traerlo. Me contaba que estaba en una sala de aislamiento y no lo podía ver hacía dos meses”, contó.

En cuanto a la cantidad de personal que San Luis posee en el Servicio Penitenciario Provincial, el ministro explicó: “Teniendo en cuenta los dos complejos si contamos con personal suficiente. El complejo de Pampa de las Salinas insume muchísimo personal, porque necesita mucha atención por parte de las fuerzas penitenciarias, así que en ese aspecto estamos bien. Seguramente realizará una inscripción con algunas cuestiones particulares, porque nosotros siempre tenemos que reemplazar personas que, por lógica, se retiran o  jubilan y bueno, hoy por hoy, tenemos el número justo necesario”, explicó.

La búsqueda de los jóvenes desaparecidos

“Estamos buscando a los jóvenes Bolotti y Rubilar, pero aparte de ellos casi todos los días surge algún caso. Ayer tuvimos el caso de una chica, en coincidencia con el apellido del chico de Villa Mercedes. Investigué y no había relación familiar, pero que se fue de la casa y apareció a la noche. Eso nos insume muchísimos recursos, realizar los rastrillajes. No estamos hablando de uno o dos casos, sino de 200 casos al año en la UR1 y 100 más en la UR2. Está el tema también de que tienen comunicación, muchas veces, pero no nos levantan las denuncias. El caso de Rubilar nos preocupa muchísimo, y estamos trabajando muy fuerte para dar con su paradero”, reveló.

 

Nota y fotos: ANSL.