En momentos de realizar una obra junto al río Limay, la artista plástica Marianela Tisberger recibió el libro “Pinta Bien, Pinta San Luis”, elogiando las políticas de turismo y culturales realizadas en San Luis.

La artista plástica Marianela Tisberger junto a promotoras del Ministerio de Turismo.

La artista plástica Marianela Tisberger junto a promotoras del Ministerio de Turismo.

Marianela Tisberger realiza junto al río Limay una intervención artística con las letras que forman la palabra Neuquén en el predio donde se realiza la Fiesta de la Confluencia. En ocasión de las actividades de promoción del Ministerio de Turismo de San Luis en el lugar, el lunes pasado, recibió el libro “Pinta Bien, Pinta San Luis” junto a material gráfico y merchandising del producto turístico puntano, de manos del jefe del Subprograma Promoción Turística, Jesús Andino.

Tisberger dijo sentirse muy halagada, además, de reconocer el trabajo cultural y las políticas de desarrollo turístico implementadas por el Gobierno de San Luis; respecto de su obra en el lugar destacó: “Hace bastante tiempo que tenía ganas de ofrecer a la ciudad de Neuquén las letras, un muy buen soporte enmarcado en el río Limay, recibo mucho del lugar, de su gente, aquí mi vida como artista dio un vuelco muy importante”.

Finalmente, Marianela Tisberger posó para la foto con las promotoras de Turismo, junto a su obra, y se refirió al trabajo realizado por Mario Lange reconocido a nivel nacional.

Marianela Tisberger es licenciada en Artes Plásticas y está abocada a la producción artística casi exclusivamente. Su tránsito en el arte comienza a los 5 años, casi como un juego más, en Choele Choel donde nació. Se vinculó desde muy temprana edad a diferentes lenguajes artísticos como la plástica, danzas, música, literatura y el teatro. La formación académica la recibió en la Universidad Nacional de La Plata, escuelas y talleres particulares.

Su trabajo de años consistió en integrar estos lenguajes en docencia y muestras personales. En el último tramo de su carrera ha integrado la multimedia como herramienta.

En palabras de la artista: “El intento hoy es que la impronta abstracta materialice en obra de arte el fluir espiritual que me inspira. Sueño con dejar huella. Que el trabajo emerja en espacios públicos como una señal, una invitación, un recordatorio que diga sin decir que el arte nos pertenece por derecho adquirido”.

 

Nota y foto: Prensa Ministerio de Turismo.