Para seguir con la política humanitaria del Gobierno de la provincia en su condición de Estado Llamante, el Club Juventud Unida Universitario se convirtió en “Club Llamante”, y abrió sus puertas a los 38 refugiados sirios para que puedan hacer uso de las instalaciones en forma gratuita y practicar allí deportes. Sus hijos se educarán en la escuela generativa que funcionará en la sede.

Las familas sirias utilizarán en forma gratuita las instalaciones del club para practicar deportes y sus hijos irán a la Escuela Generativa “Academia Auriazul”.

El acto se desarrolló en la sede de la entidad auriazul, sito en la calle Felipe Velázquez 145, con la presencia del ministro de Seguridad, Ernesto Nader Alí; la ministra de Educación, Natalia Spinuzza; dirigentes, jugadores, profesores y allegados al club.

A cada uno de los nuevos habitantes de la provincia se les entregó un “Carnet Humanitario”, una camiseta del club, entradas para el clásico del domingo, folletería y elementos deportivos: una pelota de fútbol para los varones y un stick de hockey para las mujeres.

“Les abrimos el corazón a nuestras familias hermanas sirias y les damos las gracias por haber aceptado esta invitación”, dijo el vicepresidente de la institución, Alberto Arroyuelo.

Asimismo, se les cursó la invitación formal para que los niños y jóvenes se inscriban en la Escuela Generativa “Academia Auriazul” que funcionará próximamente allí.

“Desde el Gobierno de la provincia estamos muy contentos de que elijan a la Escuela Generativa ‘Academia Auriazul’ como la institución que va a formar y llevar adelante la educación integral de sus hijos. Las escuelas generativas son un proyecto educativo innovador que promueve una forma distinta de pensar la educación. Queremos que nuestros chicos y chicas sientan satisfacción de ir a la escuela y no lo vean como una obligación”, manifestó la ministra Spinuzza.

También, la ministra de Educación tuvo palabras de agradecimiento al club Juventud “por sumarse a esta iniciativa de vincular el deporte con la trayectoria escolar. El deporte no solamente será un eje pedagógico, sino que también se convierte en la bandera de la amistad, de la justicia y de la solidaridad”, y arengó a las familias sirias para que se sientan parte y hagan de esa escuela su hogar.

Finalmente, Lana, en representación de sus compatriotas sirios presentes, en perfecto castellano, señaló: “Muchas gracias por esta oportunidad y gracias a esta provincia por todo lo que nos dio, la gente es muy amable. Tenemos club y somos más puntanos ahora”.

 

Nota: Adolfo González.

Fotos: Luciano Grangetto.

Videos y edición: Juan Moyano.