Los últimos controles realizados tuvieron lugar en el dique La Florida, embalse donde se desarrolló el operativo de control náutico ante el nutrido público que se reúne en este espejo de agua.

Control náutico en La Florida

Allí se inspeccionó alrededor de 25 lanchas y 5 motos de agua para controlar, en estos últimos navios fundamentalmente, los excesos de velocidad, salvaguardar la integridad de los visitantes y evitar posible accidentes.

Los conductores de las embarcaciones circulaban a gran velocidad en la bahía que se encuentra entre los camping Punta Sol, Club de Windsurf y Camping de la Universidad, donde navegan gran cantidad de navíos a remos y tablas de windsurf. Además, personal de la Policía del Agua interceptó a nadadores que practicaban nado en aguas abiertas, los que obligatoriamente deben munirse de todos los elementos de seguridad necesarios para el desarrollo de esta actividad: torpedo gorro rojo y embarcación de apoyo. En este punto, es muy importante el rol de los clubes ubicados en los peridiques, los que deben velar porque sus socios o visitantes ingresen a las aguas en condiciones plenas para realizar la práctica de nado y así evitar posibles accidentes.

Este último operativo tuvo como base las instalaciones del Club Náutico y de Pesca La Florida. El mismo fue diagramado en recorridos cada 30 minutos lo que permitió monitorear el normal desarrollo de una jornada de recreación.

Los controles continuarán por diferentes diques provinciales, intensificándose este protocolo durante la temporada de verano. Más información en www.sanluisagua.com.ar.

 

Nota y foto: Prensa San Luis Agua.