Fue este miércoles por la tarde y los beneficiarios son familias numerosas y madres solteras.

Más de treinta familias de Buena Esperanza pasarán el año nuevo con su techo propio, luego de una larga espera por las viviendas que la gestión anterior comenzó, nunca terminó y truncó así el sueño de más de 100 habitantes del sur provincial.

La actual gestión retomó las obras de las casas pertenecientes a los Planes Progreso y Sueños y está tarde las entregó a familias que cuentan con hasta 5 hijos y a madres solteras.

Ampliaremos