Es el quinto cumpleaños desde que fuera elegido pontífice de la Iglesia católica. Entrá en la nota y entérate cómo lo festejó.

No podía faltar a su cita dominical: el rezo del Ángelus desde la ventana del Palacio Apostólico junto a miles de fieles en la Plaza de San Pedro. Sin embargo, antes realizó una emotiva visita al Dispensario Santa Marta para saludar a los niños y celebrar con ellos su cumpleaños.

Por tanto, los niños fueron los organizadores de una fiesta muy especial. A las 10:30 (hora local), el santo padre se trasladó hasta el aula Pablo VI y allí pasó una hora con los pequeños y sus familias. Cantaron, aplaudieron y comieron una gran pizza margarita de unos 4 metros, preparada para la ocasión por un pizzaiolo napolitano. Junto a la simbólica torta llegó también una casita que representaba el dispensario.

El “autor” de la pizza fue Vincenzo Staiano, quien puso además sobre ella las 81 velas que Francisco sopló ante la alegría de los niños.

 

Foto y fuente: ACI Prensa.