El encuentro fue convocado para este viernes a las 13:30 con la intención de lograr el apoyo de los mandatarios para el tratamiento del proyecto de ley de la reforma previsional el próximo lunes.

Una vez más, San Luis fue discriminada y se le coartó la posibilidad de ratificar su negativa a la reforma previsional impulsada por el presidente Mauricio Macri.

“No recibimos invitación para participar de la reunión y así poder expresar nuevamente porqué no apoyamos este proyecto que atenta contra los derechos de un sector tan vulnerable de la sociedad como son nuestros abuelos”, expresó el vicegobernador a cargo del Ejecutivo, Carlos Ponce.

“Quiero, además, manifestar mi repudio a la represión ejercida ayer por las fuerzas de seguridad contra los ciudadanos que en las inmediaciones del Congreso, se manifestaron para hacerle saber a la Nación que esta reforma es un atropello”, agregó Ponce.

La convocatoria surgida luego de los incidentes y la posterior suspensión de la sesión en Cámara de Diputados de la Nación incluye también a diputados aliados a Cambiemos.

“Nosotros no estamos invitados porque, gracias a Dios, nuestro gobernador no entregó a los jubilados como lo hicieron los que firmaron el consenso fiscal”, expresó la diputada nacional por San Luis, Ivana Bianchi.