El piloto de La Toma se quedó con el “Gran Premio Coronación” en su tierra y festejó el título ante su gente.

Inobjetable, así fue el título que logró Mario Rasso en el Rally de San Luis, edición 2017. El piloto de La Toma fue profeta en su tierra y, cuando muchos pensaban que iba a especular con los resultados, salió a acelerar y ganó de punta a punta ante su gente.

“Estoy muy feliz, ver el apoyo de la gente de mi pueblo a la vera del camino no tiene precio y poder devolverle eso con un título es lo mejor que me pasó. Si a principio de año me preguntaban, esto ni lo soñaba. Por suerte se dio. Tengo que agradecer a mi familia y al equipo que me dio un auto increíble durante toda la temporada”, le confió Rasso.

La competencia finalizó antes de lo previsto, es que el último tramo debió ser cancelado por la intensa lluvia. Así, Mario Rasso festejó a lo grande.

Detrás del ganador y campeón finalizó Marcos Salvagno, mientras que el tercer lugar de la general lo ocupó el cordobés Mauricio Ahumada.  Martín Saitúa, quien corrió con un Mitsubishi, en carácter de invitado, fue el mejor de la clase N4 y finalizó segundo en la general.

Tras una primera etapa espectacular, que definió Rasso por muy poco sobre Daniel Bassi, la segunda fue igual de intensa. De arranque “el Nono” pinchó una goma y perdió bastante tiempo, lo que le dio vida a Salvagno que, venía de atrás a la espera de algún retraso de su rival directo. Aunque Rasso estaba inspirado y nunca cedió terreno de más. A pesar que Salvagno le descontó casi un minuto con relación al día inicial, no le alcanzó.

 

Fuente: Rally San Luis.