Lo expresó el senador nacional durante la sesión del miércoles en la Cámara de Senadores, en la que se dio media sanción a los proyectos de ley de reforma previsional, consenso y responsabilidad fiscal. Pidió, además, la nulidad del dictamen.

En una sesión maratónica que duró más de 8 horas, los senadores nacionales aprobaron los 3 proyectos de ley (acordados por el Gobierno nacional, la Ciudad Autónoma y 22 provincias, menos San Luis) y los remitieron a la cámara baja para su aprobación final.

El proyecto de reforma previsional se aprobó con 43 votos a favor, 23 en contra y tres abstenciones en general; mientras que en su votación particular recibió el respaldo de 42 senadores y 24 en contra. El consenso fiscal, en tanto, fue aprobado en general y en particular por 52 votos contra 15, y dos abstenciones; mientras que el proyecto de responsabilidad fiscal obtuvo la adhesión de 53 legisladores, 14 votaron en contra y hubo dos abstenciones.

“Se trata de un tema muy importante y pido que actuemos con sensatez. Nos hemos quejado del tratamiento exprés que han tenido proyectos en el pasado, hoy tenemos un tratamiento súper express, con un trámite irregular, violando el reglamento”, expresó el senador nacional Rodríguez Saá en relación al paquete de proyectos, para luego referirse en particular al acuerdo suscripto entre las provincias y Nación.

“Creo que es injusto descalificar a San Luis por no firmar el acuerdo, porque se nos exige que renunciemos a lo que hemos ganado en un juicio. La provincia tiene sentencia firme desde hace 2 años, con liquidación practicada e intimación de la Corte Suprema para que la Nación dialogue en la forma en que va a hacer frente a sus obligaciones, plazo que venció hace algunos días”, indicó Adolfo.

La decisión de no adherir al acuerdo fue informada por el gobernador Alberto Rodríguez Saá el pasado jueves en el plenario de comisiones del Senado de la Nación.

“La Provincia no firmará el consenso fiscal porque implica desistir de los procesos judiciales vinculados a la coparticipación federal sin ninguna compensación”, expresó el mandatario puntano en la oportunidad, y en enfatizó que “San Luis no cederá su autonomía y no pertenece a una liga de gobernadores”.