Pertenecen a la división Canes de la Unidad Regional II con asiento en el parque Costanera Río Quinto de Villa Mercedes y tuvieron una participación clave en la investigación por la muerte de Mario Salto.

El subcomisario Ramón Escudero fue el encargado de llevar a Gerardo y Coco a Santiago del Estero y lo acompañaron el alférez Alejandro Azcurra y los auxiliares Vanesa Pastrana y Martín Rodríguez.

“Estamos muy orgullosos y satisfechos de haber podido colaborar en este caso, para que se esclarezca totalmente”, indicó Escudero.

La técnica con la que trabajaron consiste en utilizar una prenda (tanto de la víctima como de presuntos victimarios), para que con su olfato los perros ubiquen determinados lugares. Esos elementos, que pueden ser ropa, una billetera o algo que albergue feromonas y hormonas de su dueño, con el olor exclusivo de éste, pueden mantenerse hasta 10 años bajo condiciones especiales.

Video: Gentileza Canal 13- Primera Mañana.